Las Palmas 1 - Sporting 1: Estadísticas y análisis



-El Sporting se llevó un meritorio punto del estadio de Gran Canaria en un partido marcado por la expulsión de Juan Muñiz. Los locales llevaron el peso en la segunda parte y lograron igualar el gol de Jony gracias a Sergio Araujo.

Las Palmas: Raúl, David Simón, Aythami, David García, Ángel, Hernán, Javi Castellano, Culio, Momo, Nauzet y Sergio Araujo. También jugaron: Valerón, Guzmán y Figueroa.

Sporting: Cuéllar (2), Lora (1), Luis (2), Bernardo (2), Alex Menéndez (1), Sergio (3), Nacho Cases (1), Muñiz (1), Jony (2), Barrera (1) y Guerrero (1). También jugaron: Santi Jara (s.c), Carmona (s.c) y Pablo Pérez (1).

Goles: Jony (min. 40) y Sergio Araujo (min. 77).

Árbitro: Valdés Aller (Colegio castellano-leonés). Expulsó a Muñiz y amonestó a Bernardo y Sergio.

Lo mejor:

 - La primera mitad. El equipo salió con los cinco sentidos puestos en el partido y fruto de ello llegó el gol en la que probablemente fue la jugada de mayor peligro por parte de los asturianos. En defensa la solidez estuvo presente en todo momento y los jugadores del centro del campo fueron capaces de cerrar los pasillos interiores ante un rival que, a pesar de su calidad técnica, no inquieto el arco rojiblanco.

 - La pareja de centrales: aun con algunos errores en la salida de balón, tanto Luis como Bernardo volvieron a cuajar un partido casi impecable. Por arriba el colombiano es un baluarte y en lo que al madrileño se refiere estuvo siempre atento alas coberturas y muy seguro en la anticipación.

 - Sergio: el avilesino fue el ancla entre el ataque y la defensa en la primera mitad. Peleón y sin arrugarse en el cuerpo a cuerpo. Quizás algo impreciso con la pelota pero ejerciendo muy bien la labor de contención.

 - La unión: una vez más los chicos supieron sufrir y amoldarse a las circunstancias del encuentro. Tanto los extremos como los mediocentros se fajaron en las ayudas, sobre todo tras quedarse en inferioridad. Ahí estuvo el equilibrio. Las transiciones en defensa fueron casi perfectas durante todo el partido.

 - El espíritu y un Cuéllar salvador: a pesar de jugar con diez y tras el empate, el equipo no se vino abajo, e incluso pudo marcar al final por medio de Carmona. También pudo perder, pero ahí estuvo el Pichu para salvar a los suyos.

Lo peor: 

 - Juego poco vistoso: en un partido fuera de casa es cierto que hay mayor necesidad de amarrar, pero hoy al Sporting se le vio poco dinámico. Los jugadores de banda no dejaron detalles técnicos o de verticalidad y el juego se basó más en lo físico que en lo atrevido, quizás porque el partido así lo pidió, y uno de los futbolistas que más lo acusó fue Cases: el 10 estuvo más tiempo pendiente de tapar y destruir que de mover al equipo´.

 - Presencia casi nula en ataque: el gol de Jony y un arreón final, más por garra que por otra cosa. Guerrero y Barrera se vieron casi huérfanos de balones, y después Pablo Pérez tuvo que sacrificarse al estar en inferioridad.

 - Otros dos puntos que se van por culpa de una decisión arbitral dudosa: como ya pasara ante el Valladolid en un gol anulado a Guerrero por fuera de juego inexistente, hoy el Sporting se quedó con diez tras una segunda amarilla más que discutible a Juan Muñiz.  La mano de Albacete es otro ejemplo de algo que ya es considerado por algunos como una persecución.

@EmilioOrdiz

Las Palmas 1 - Sporting 1: Estadísticas y análisis