El Mallorca al detalle; Podéis poner la porra



Vuelve el fútbol al Molinón una semana más, y tras el empate en Palamós el Sporting quiere conseguir un triunfo que le haga no descolgarse de la lucha por el segundo puesto. Esta vez visita el feudo gijonés uno de los históricos de la primera división, que está pasando por varias turbulencias: el RCD Mallorca. En lo extradeportivo parece que las cosas ya se han calmado un poco, pero la temporada en lo referente al fútbol está siendo bastante pobre. Tanto es así que el equipo no tiene asegurada la permanencia y necesita seguir sumando "para no meterse en problemas" como bien aseguró el guardameta Cabrero en sala de prensa.
Con Karpin en el banquillo el Mallorca se conviritó para muchos en el conjunto más irregular de la competición y la tensión entre técnico y jugadores parecía palpable. Era un equipo capaz de lo mejor y de lo peor, pero llegó un momento que todo se hizo insostenible, y los consiguientes cambios en la directiva provocaron que el ruso dejara su puesto en manos de Miguel Soler. Con él, la cosa no ha mejorado mucho en cuanto a continuidad, pero se ve a unos futbolistas con más confianza, estabilizados a la hora de jugar y más sueltos sobre el verde. Es cierto que el objetivo no está cerrado, pero Soler ha ido poco a poco dando la vuelta a lo que había dejado Karpin. Concretamene, el cuadro bermellón se encuentra en el decimoquinto lugar de la tabla, seis puntos por encima de la zona de descenso.

La pasada jornda, los de la isla vencieron por dos goles a uno al Tenerife y lograron un pequeño bálsamo después de tantas dudas. En ese choque fue clave Marco Asensio, que participó en las jugadas de ambos tantos de manera decisiva. Y es que el canterano es uno de los futbolistas de moda en la Liga Adelante. Desde que se confirmó su fichaje por el Real Madrid, el chico juega con una losa encima, que pareció quitarse hace una semana para sacar a sus compañeros de un atolladero. En la plantilla mallorquina encontramos jugadores como Cristian Bustos, guerrero y muy pasional a la hora de jugar, goleadores como Xisco y Joselu, y viejas glorias como Albert Riera, que con la llegada del nuevo entrenador ha asumido los galones.
Para el partido en Gijón, Soler parece tener descartada la opción de jugar con dos puntas, por lo que lo más probable es que no haga cambio alguno con respecto al once que venció al Tenerife, teniendo en cuenta las bajas de Yuste y Xisco. Estaría formado por los siguientes hombres:

Cabrero: es un portero ya con experiencia en la categoría. Bastante ágil y muy seguro por alto, aunque con carencias a la hora de jugar la pelota. Aporta tranquilidad y los partidos que lleva a la espalda sirven para que dote al equipo de un plus de paciencia y cabeza fría. Es uno de los jugadores más importantes dentro del vestuario.

Biel: se ha destapado en las últimas jornadas. Le falta soltarse pero en los partidos que ha jugado ha cumplido bastante bien. Se le ha visto poco como para valorar los puntos fuertes y débiles pero tiene en el choque de este domingo la oportunidad de consagrarse dados los problemas defensivos por los que pasa el Mallorca.

Bigas: lateral reconvertido a central por el bien del equipo. Se echa hacia delante y tiene buena salida de balón pero le falta fortaleza a la hora de ir al choque. Tiene que seguir asentándose en el puesto y mejorar al medirse con delanteros fuertes. La compañía de Joao Victor le da tranqulidad y parece que se complementan bien.

Joao Victor: otro jugador reconvertido. Ha jugado partidos de mediocentro pero también ha sido capaz de generar confianza en la zaga. No es muy rápido pero clava perfectamente la idea que tiene Soler y ese alma de centrocampista le permite perder la posición sin apenas peligro, aunque por momentos descuida su espalda y se precipita.

Gulan: lateral zurdo muy irregular. Soler le ha dado confianza pero le falta mucho por hacer. Sube al ataque sin control y descuida el repliegue. Es veloz pero alocado. Sube y no baja, y eso condena al equipo en la fase defensiva. Mucho por mejorar aunque parece que en las últimas jornadas ha ido mejorando un poco esos aspectos.

Javi Ros: sustituye a Yuste que es baja por tarjetas. Canterano de Real Sociedad que ha tenido poca continuidad a pesar de tener muy buenos inicios. Aporta equilibrio y toma buenas decisiones con la pelota pero le falta empujar más, arriesgar, y ser valiente en el pase. Puede ser un partido importante para él.

Bustos: tiene los mismos problemas que Yuste. Muy fuerte al choque, es una lapa en la marca, y recupera muchos balones, pero se pierde cuando tiene que darle velocidad el juego. En un doble pivote escalonado juega un poco por detrás y esa labor de ancla la hace muy bien pero es muy limitado en la parte técnica.

Pereira: aparece y desaparece, pero esta temporada está a buen nivel. Algo individualista pero exquisito a la hora de desbordar. Tiene que combinar mejor con los jugadores interiores y despegarse en las ayudas, porque le cuesta mucho bajar metros. Está encontrando su juego pero nunca se sabe el rendimiento que puede dar.

Riera: ha perdido intensidad y velocidad con el paso del tiempo pero sigue guardando un excelso golpeo con la zurda. Asume responsabilidades y aunque su físico no le da para jugar los noventa minutos es capaz de dar un toque diferente al juego del equipo. Se nota que está implicado y al entrenador le está resultando un futbolista muy útil.

Marco Asensio: crecimiento brutal, pero demasiado precoz. Es un jugador tremendo pero no se ha tenido paciencia con él y el gran perjudicado ha sido el Mallorca, además del propio Asensio. Rápido, con regate, capaz de combinar, muy completo pero tiene que asociarse y sobre todo, ser más fuerte mentalmente, porque se va de los partidos con facilidad.

Joselu: no es un nueve puro, se mueve bien al espacio y tiene capacidad para caer a banda. Tira buenos desmarques y apoya el juego colectivo. Quizás le falta cuerpo para pelear con los centrales y veremos si es capaz de acoplarse a jugar solo en punta. Buenas cifras de cara a portería pero no se ha asentado en la titularidad.

La mayor modificación que ha experimentado el esquema es la renuncia a jugar con un doble nueve, salvo urgencia. Esto ha hecho que Asensio pase a ocupar la posición den enganche, por lo que tiene mucha más incidencia en el fútbol. A partir de un doble pivote físico, el Mallorca apuesta por la verticalidad en tres cuartos de campo, con dos extremos jugando en su perfil y un delantero centro puro y rematador. Es un estilo clásico de fútbol, con el que Miguel Soler ha ido alcanzando (solo por momentos) el equilibrio que buscaba. Es cierto que es un bloque más físico, pero los mediocentros no son rápidos y cuando quedan superados el equipo se parte. Además, hay que tener en cuenta que los dos centrales no son centrales.

El Sporting recibe a un rival al que su última victoria le ha sentado de perlas. Están en una situación más tranquila y eso les hace más peligroso. Encuentro de Primera en el camino hacia el ascenso en el que lo de Abelardo no pueden regalar nada.

@EmilioOrdiz

Valora este artículo

0 votos

El Mallorca al detalle; Podéis poner la porra