El Lugo al detalle; Podéis poner la porra



Con los ecos de la huelga todavía presentes y la ampliación de capital a punto de hacerse efectiva encara el Sporting una nueva batalla en la guerra por el ascenso. La victoria ante el Mallorca era más que necesaria y reforzó al equipo tanto por la forma como por el fondo: buen juego y tres puntos importantes. Abelardo declaró que no le preocupa la falta de gol y que tiene plena confianza en los suyos de cara a la fase final de la temporada.
El rival de este fin de semana es ya uno de los clásicos de la Segunda División y poco a poco ha ido asentando un proyecto muy bien valorado por todos. Y es que el CD Lugo lleva unos años siendo un equipo muy complicado de ganar, con las ideas muy claras y una apuesta por la juventu con un Quique Setién que confía y hace confiar. Es cierto que esta campaña está siendo algo más discreta que las anteriores, pero cuartena y cinco puntos tienen a los gallegos en una situación tranquila, idónea para no pasar más apuros en los partidos que restan. Quizás la inexperiencia ha condenado al cuadro lucense a no luchar por cotas más altas, pero sea como sea es envidiable el trabajo del técnico cántablo, del que muchos dicen que estas serán sus últimas semanas en el banquillo del Anxo Carro.

Son siete puntos los que separan al Lugo de los puestos de Playoff a los que todavía aspiran, de ahí que Setién no quiera que los suyos se relajen de cara al choque frente al Sporting. El factor campo puede ser importante pero cabe recordar que a los gijoneses no se les da del todo mal visitar tierras gallegas. La temporada pasada ya se llevó la victoria de allí y la plantilla local no quiere que la historia se vuelva a repetir.
Un dato que se debe conocer es que casi el treinta por ciento de los goles que marca el Lugo llegan en los últimos diez minutos de partido, cosa que debe controlar muy bien el equipo de Abelardo. Esta año, uno más, la plantilla lucense se caracteriza por la jueventud y el desparpajo en todas las líneas: desde la defensa con un prometedor Israel Puerto, pasando por las bandas, con gente como Iriome, que es el máximo goleador del equipo junto con Luis Fernández.
El sábado Setién presentará un once parecido al que empató frente al Tenerife con la salvedad de que Carlos Pita pueda regresar a la medular tras cumplir un partido de sanción. Estará formado presumiblemente por:

José Juan: se convirtió en héroe la pasada jornada con una inmensa actuación. Es un portero bastante regular, experimentado y con buena planta. Va bien en las salidas y aunque le cuesta dominar el juego con los pies lleva ya un par de temporadas a un nivel alto. Dani Mallo le aprieta pero está perfectamente asentado en la titularidad.

Diego Seoane: cedido por el Deportivo puede jugar tanto en el lateral como en el centro de la zaga y se adapta muy bien a las dos posiciones. Le falta medir mejor y sobre todo cuidar su espalda pero siempre ha dado buen rendimiento. Tener minutos le ha hecho confiar más en sí mismo a la hora de ir al ataque, y cada vez se le ve más suelto.

Israel: promete mucho pero parece que se ha estancado. Es cierto que el Luego ha vuelto a encontrar un buen lugar donde destaparse, pero la mala suerte con las lesiones hace que su progresión se haya vuelto más lenta. Muy buen juego aéreo y grandes conceptos tácticos. Necesita más pausa con el balón y perder menos la concentración en los partidos.

Borja Gómez: es el compañero ideal para Israel. Muy atento siempre al cruce, experimentado, conoce sus limitaciones y aunque a veces peca de duro es un central bastante completo. No tiene demasiada claridad en el momento de sacar la pelota controlada y comete errores tontos en el pase, de ahí que la circulación por su perfil se haga complicada y cómoda para el rival.

Manu: uno de los mejores laterales zurdos de la competición. Es el capitán por años. por empuje, y por galones. Llega arriba con mucha facilidad, pelea todos los balones divididos y muestra un enorme golpeo con la zurda. Siempre da un nivel muy alto y comete pocos errores. Es uno de los hombres de confianza de Quique Setién.

Carlos Pita: vuelve tras cumplir sanción y a pesar del buen partido de Álvaro Peña en Tenerife, Pita será de la partida. Da muchas cosas; toque, equilibirio, buen posicionamiento táctico, garra y buen golpeo de pelota. En ciertos momentos le falta fondo físico pero su dupla en el centro del campo con Seoane es innegociable para el entrenador.

Fernando Seoane: tiene características parecidas a las de Pita.Capacidad para defender y atacar, es un jugador dinámico y fuerte, alterna bien las llegadas con los replieges y es muy listo a la hora de hacer las coberturas. Jugador clave en el centro del campo, que se acopla bien a todas las circunstancias, siempre atento a lo que le pide el equipo.

Iriome: está haciendo una gran temporada, dejando atrás la irregularidad que le caraterizaba en años anteriores. Además, se está destapando en la faceta goleadora y aporta muchísimo tanto cuando se pega a la banda como cuando se desplaza hacia dentro para combinar. Puede jugar por todo el frente de ataque, y esa movilidad pasa factura a las defensas rivales.

Toni: no tivo suerte en el Celta, pero con Setién está cogiendo confianza. Es un jugador anárquico pero que tiene una inmensa calidad a la hora de mover la pelota. Tiene regate y buen dominio de las dos piernas pero le falta asociarse más y aparecer en momentos importantes. Si mantiene el nivel será un jugador determinante en próximas campañas.

David Ferreiro: verticalidad y nervio puro. A veces no controla la pasión que le pone a cada jugada y pierde balones absurdos. Le falta muchísima tranquilidad, pero esa vena inquieta es muchas veces positiva para el equipo, puesto que es capaz de cambiar el ritmo de la jugada en cuestión e incluso del encuentro. Se exige mucho a sí mismo.

Luis Fernández: el gol, pero no solo eso. Se mueve, se desmarca, apoya atrás, presiona. Es un jugador que a pesar de lo joven que es entiende perfectamente el juego y además hace lo que debe hacer un delantero. Es el pichichi del equipo pero se le valora casi más el trabajo de desgaste. Es cierto que le faltan cosas por pulir pero promete mucho.

El estilo de juego del Lugo está ya definido y su esquema de juego también. Dispone un 4-2-3-1 muy claro con dos extremos capaces de jugar a pierna cambiada y un delantero que sepa moverse a la espalda, caer a los costados y jugar al espacio, de ahí que las posiciones de enganche y de punta se puedan alternar. Eso sí, con Pelayo detrás del punta el fútbol que hace es algo más directo que cuando se encuentra Toni, que es un hombre más técnico y con capacidad para combinar. No suele tocar demasiado el doble pivote porque confía en el equilibrio de Pita y Seoane, sobre todo a la hora de tapar las subidas de dos laterales muy ofensivos. Es un equipo capaz de adaptar su juego a lo que pide el partido, aprovecha bien los movimientos entre líneas y sabe tocar los puntos débiles del rival, pero al mismo tiempo corre el riesgo de tirar la defensa demasiado arriba: situación más peligrosa si cabe cuando los jugadores de ataque no repliegan correctamente.

Llega el Sporting a un Anxo Carro que no pierde la esperanza de ver a los suyos en los puestos de promoción. Duelo en el césped y en la grada donde habrá gran presencia de aficionados asturianos. Queda poco, la Mareona lo sabe y se dejará la garganta.

@EmilioOrdiz

Valora este artículo

0 votos

El Lugo al detalle; Podéis poner la porra