Miguel Ángel de las Cuevas, el héroe del Bernabéu

El centrocampista alicantino anotó 18 goles en tres años y medio con el Sporting. El más recordado, el que doblegó al Madrid hace más de cinco años

De las Cuevas
De las Cuevas

Gijón

Cada visita sportinguista al Estadio Santiago Bernabéu hace recordar aquel 2 de abril de 2011. Ese día tenía todos los alicientes para que no fuese un Real Madrid-Sporting más. A los rifirrafes históricos el "Así gana el Madrid", se le sumaba toda la polémica que rodeó al partido de la primera vuelta en El Molinón: las acusaciones por parte de José Mourinho afirmando que el Sporting se dejaba contra el Barça, la contestación de Manolo Preciado: “Mou es un canalla” y el polémico triunfo del Madrid con gol de Gonzalo Higuaín sobre la bocina.

El cuadro merengue llegaba con bajas importantes, especialmente la de Cristiano Ronaldo, pero que aun así tenía mucha artillería con Adebayor, Özil, Di María e Higuaín. Además, el Sporting no podía contar sin su mejor jugador por lesión: Diego Castro. Durante el partido, el equipo de Mourinho atacaba pero los de Preciado aguantaban y presionaban al rival. Parecía un choque destinado al 0-0. Y apareció De las Cuevas. En el minuto 78, tras una jugada en la que se combinaron él, José Ángel y Nacho Cases, el alicantino cruzó un disparo raso que se coló en la portería de Iker Casillas tras dar en el palo. Un Juan Pablo inmenso contuvo al ataque madridista hasta el pitido final y los tres puntos se fueron para Gijón. El Madrid decía prácticamente adiós a la Liga y el Sporting iniciaba un final de campeonato que le llevó al décimo puesto.

Miguel Ángel de las Cuevas, un héroe para La Mareona

Puso fin a 15 años sin ganar al Madrid y fulminó la racha de partidos invictos de Mourinho en casa. El entones 20 del Sporting había tenido un comienzo de temporada muy irregular, con sólo un tanto en la primera vuelta en la jornada 3. El alicantino acabaría el curso con seis goles, únicamente superado por Diego Castro. La mejora de la dinámica del equipo ayudó a volver a ver al jugador que había sido fundamental en la salvación el año anterior.

De las Cuevas llegó al Sporting en 2009 procedente del Atlético de Madrid. En su primer año como sportinguista logró ocho goles, de los que destacaron dos dobletes consecutivos ante Mallorca y Athletic Club, además del que le marcó a su exequipo en la penúltima jornada en El Molinón certificando la permanencia del Sporting. En la 2010-11 su rendimiento goleador bajaba a 6 tantos, pero fue de menos a más a largo del año. El momento culmen, el citado tanto en el Santiago Bernabéu. En sus dos primeros años, sólo Diego Castro fue más importante en lo que a goles se refiere. La marcha del gallego al Getafe hacía que De las Cuevas tuviera que dar un paso al frente y erigirse como líder del equipo, pero no fue así. Tres goles, dos de ellos de penalti, uno precisamente contra el Real Madrid, fueron el balance para el alicantino en un año para olvidar: descenso y fin de la paz social que duraba ya seis años con la marcha de Preciado.

Tras medio año en Segunda División, De las Cuevas acabó siendo traspasado a Osasuna. Su último gol con el Sporting fue el 28 de octubre de 2012 ante el Real Madrid Castilla. La aventura en Navarra duró dos años y medio. En el mercado de invierno de 2015, hizo las maletas rumbo a Italia para jugar en el Spezia de la Serie B. Allí le detectaron una anomalía cardiaca de la que tuvo que ser operado. En febrero de 2016, regresó a El Sadar, logrando el ascenso esa misma temporada y la semana que viene visitará El Molinón con la camiseta rival.

El Sporting visita este sábado el Bernabéu. Seis temporadas después de su histórico gol, la hinchada sportinguista espera en cada partido en el feudo blanco que aparezca otro De las Cuevas para obrar el milagro de doblegar al once veces campeón de Europa.

Valora este artículo

4 votos

Miguel Ángel de las Cuevas, el héroe del Bernabéu