La miel en los labios

Pablo Acebal
Pablo Acebal GIJÓN

SPORTING 1905

Meré
Meré LaLiga

El contraanálisis del Real Madrid-Real Sporting

28 nov 2016 . Actualizado a las 16:30 h.

Pasan las horas y uno todavía sigue con el regusto amargo de lo sucedido el sábado en el Bernabeu. El Sporting, valiente como hacía tiempo que no lo veíamos, plantó cara a todo un Real Madrid y solo la mala fortuna impidió que se llevará un punto del coliseo blanco. Quizás en el fondo ese punto sea lo de menos. O no. Ya lo veremos en Mayo.

Lo cierto es que enfrentarte a equipos como Madrid o Barcelona siempre es especial, aunque sacar conclusiones de estos encuentros siempre es complicado. Muchas han sido ya las voces que han considerado el partido del pasado sábado como un punto de inflexión en el devenir del equipo. Cambio de imagen, cambio de sistema, de sensaciones, cambio de todo. Ahora bien, vayamos despacio. No pretendo parecer aguafiestas pero el partido contra el Real Madrid es una referencia muy poco extrapolable a lo que, por ejemplo, se va a encontrar el Sporting el próximo domingo en El Molinón. El Madrid es un equipo raro. Cojonudo, pero raro. En lo que va de año todo equipo que ha pasado por el Bernabeu, se fue de allí con buenas sensaciones. Sin puntos en la mayoría de los casos y con un saco de goles en más de una ocasión. Pero con buenas sensaciones.

El Madrid es así. Te hace creer que puedes plantarles cara, que eres el dueño del partido, que eres mejor y que tarde o temprano llegará tu oportunidad. Pero nada. Acaba el partido y casi siempre ganan los de blanco.