«Queremos elecciones en la directiva del Sporting»

Es momento de que la afición tenga representación en la directiva del Sporting

Permanencia del Sporting en el Molinón
Permanencia del Sporting en el Molinón

Gijón

Llegados al año 2017, va siendo hora de que los aficionados sportinguistas recuperen el peso en el club que nunca debieron perder en el Real Sporting de Gijón, y es que todos los ingresos proceden directa o indirectamente de nosotros, ya sea con abonos, entradas, merchandising o televisión, pues somos los que pagamos por ese servicio, no las plataformas privadas que hacen de intermediario por su propio negocio.

Desde la llegada de Javier Fernández la palabra «transparencia» nunca había sido tan utilizada y no se puede negar que ahora destinen más esfuerzos que nunca en la materia, en poco más de un mes han pasado por algunos medios de comunicación: el secretario del consejo; el vicepresidente; Abelardo y el propio Fernández para repasar la actualidad del club. Además el contacto con diversas agrupaciones del entorno sportinguista es mayor que antes, hasta el punto de haberse llegado a reunir en su día con miembros de TFND, máximo exponente de la oposición hacia su gestión; e incluso habría sido un enorme gesto haberme enterado por las cuentas a la vez que otros periodistas, en vez de tenerlas que solicitar como un accionista más en Mareo para no perder tiempo en explicárselas a sus aficionados, pero lo realmente interesante para dotar de transparencia a la SAD pasa porque la afición tenga al menos un representante en el consejo de administración y sea elegido por el propio sportinguista. No debemos olvidar que determinadas cuestiones sólo son accesibles para miembros del club por contratos de privacidad y es el modo de tener acceso a ellas.

Además, ¿qué mejor momento que el presente para hacerlo?, años atrás se instauró la figura del asesor externo sin responsabilidad patrimonial sobre las cuentas y en la próxima junta de accionistas se dotará de una partida del presupuesto para inversión en el consejo de administración, por lo que se podría ofrecer una serie de dietas para que no suponga coste alguno para la persona electa.

¿Cómo hacer la elección del representante?

Lo lógico sería que todos los accionistas, abonados y poseedores del carnet simpatizante puedan ejercer su derecho a voto, evidentemente sería de uno por persona, también en el escenario de cumplir los tres requisitos mínimos.

Para ello deberían establecerse unos plazos de campaña, una comisión electoral que fije una serie de reglas que generen igualdad entre los aspirantes e instaurar un mínimo de avales previos para evitar disponer de un demasiado elevado número de candidatos, así como intentar minimizar al máximo los costes.

Los sportinguistas merecemos tener ojos, voz y voto en el consejo de administación del Real Sporting de Gijón.

#EleccionesSporting

Valora este artículo

12 votos

«Queremos elecciones en la directiva del Sporting»