Un empate que sabe a poco

Los rojiblancos merecieron mejor suerte ante un Amorebieta que dominó la primera mitad

Sporting B
Sporting B

Tras la derrota cosechada el pasado domingo  en Lasesarre frente al Barakaldo, la primera tras seis jornadas invicto, el filial rojiblanco pretendía reconciliarse con la victoria a toda costa, en esta ocasión, del Amorebieta, un invitado incómodo en la Escuela de Fútbol de Mareo, con mucho más potencial del que reflejaba su posición en la tabla,según avisaba en la previa el técnico rojiblanco en sala de prensa.

El partido comenzó intenso, con un Amorebieta ambicioso, pretendiendo sorprender al filial rojiblanco llevando la iniciativa del partido, ahogando la salida del balón y mostrándose como el equipo correoso que se preveía. Los rojiblancos, por su parte, intentaban sacudirse la presión visitante con salidas rápidas a la contra, buscando constantemente a un Cayarga protagonista desde el comienzo.

Los minutos pasaban y el Amorebieta no cedía. Tanto fue así que a los diecinueve minutos el delantero centro vasco Jon Ander estrellaba contra el palo izquierdo de la portería Dani Martín un remate franco, tras un fallo clamoroso de la defensa rojiblanca. Era el primer aviso serio de lo que podía esperarle alSporting B si no se hacía con el centro del campo  y cortocircuitaba la sala de máquinas del conjunto visitante.

Gol de Cayarga

Y tuvo que ser Cayarga, cuando el crono señalaba el minuto 34 y el partido agonizaba en terreno de nadie, el que colapsó el encuentro tras recibír un balón en la frontal y lo alojarlo, tras un fantástico disparo, por la escuadra izquierda del marco de Zabal, que no pudo hacer nada por evitarlo. Los rojiblancos, en un latigazo puntual de calidad que avivaba momentáneamente un encuentro demasiado trabado, conseguían adelantarse en el marcador.

El gol espoleó a los rojiblancos y Pedro aporreó el palo de la portería visitante con un disparo seco desde la frontal del área rondando el minuto 40 en lo que pudo ser el segundo del filial. Parecía que era el momento adecuado para poner tierra de por medio, con un Amorebieta noqueado por el gol recibido y que pedía vestuario para reordenar ideas.

Empata el Amorebieta

Pero fue solo un espejismo; lejos de bajar los brazos, el Amorebieta siguió a lo suyo y Jon Ander, en el 44 se plantó solo, nuevamente, frente a Dani Martín logrando, en esta ocasión, batirle por bajo, restableciendo la justicia en el marcador vistos los méritos contraídos por uno y otro.

La segunda comenzó sin cambios en los onces iniciales y con un Sporting queriendo recuperar su cuota de protagonismo perdido. Así las cosas, un corner lanzado por Cayarga, al minuto y medio de la reanudación, fue rematado a bocajarro, primero por Claudio y luego por Cordero, a lo que Ignacio Zabal respondió con una soberbia intervención impidiendo con ello que los rojiblancos se adelantaran en el marcador.

La decoración había cambiado e Isma Cerro la tuvo tras una galopada de Carlos Cordero por su banda pero el balón salió lamiendo el poste izquierdo.  Los ataques rojiblancos se sucedían y la zaga visitante se tenía que multiplicar para abortar los intentos locales. Así las cosas, un pase picado a la espalda de la defensa visitante de Cristian a Isma Cerro acababa con el balón estrellado contra el larguero tras el disparo. Un minuto más tarde fue Claudio el que vio frustrada contra el palo su intención de marcar tras asistencia de Cayarga. Eran tiempos nuevos. Parecí ael momento.

José Alberto movía ficha y sacaba al pasto a Traver, mordiente en ataque por la banda derecha,  en sustitución de Pedro. El Amorebieta achicaba agua como podía e intentaba sorprender a la contra en las escasas ocasiones que el filial rojiblanco le permitía. La entrada de  Pablo Fernández por Isma Cerro fue el mensaje del técnico rojiblanco de que iba a por la victoria. El candasín le respondió, nada más entrar, con un remate de cabeza  que lamió el marco visitante tras un centro franco de Claudio desde la línea de fondo.

EL filial estaba cerca del gol que no acababa de consumarse pese a las constantes conexiones entre Mateo y Cristian con un combativo Claudio y las asociaciones entre los hombres de refresco, con Traver entrando por banda en constante conexión con Pablo y Bertín que acababa de ingresar al terreno de juego en sustitución del goleador Cayarga.

El tiempo se consumió con el filial volcado y el Amorebieta intentando aprovechar los resquicios que la avalancha rojiblanca dejaba accesibles. Dos faltas peligrosas botadas sin consecuencias por los vascos pusieron fin a un encuentro en el que los jugadores rojiblancos fueron de menos a más y acabaron mereciendo algo más que el empate que reflejó el marcador final.

ALINEACIONES:

Sporting B: Dani Martín, Montoro, Cordero,  Juan Rodríguez, Victor Ruiz; Cristian, Isma Cerro, Pedro, Mateo, Cayarga y Claudio Medina

Amorebieta :Zabal, Aguirrezabalaga, Seguín, Matej, Oier , Setti, Juraisti, Iturraspe,Jon Ander , Mikel Alvaro, Aitor Ortega

ÁRBITRO: CESAR DIEZ CANO del colegio de Castilla-León, auxiliado en las bandas por DIEGO IBAÑEZ y EDUARDO CALLEJA

Goles: 1-0 Cayarga 1-1 Jon Ander

Valora este artículo

3 votos

Un empate que sabe a poco