Palabras

Josu Alonso
Josu Alonso GIJÓN

SPORTING 1905

Sporting
Sporting Asociación anselmo lopez

Artículo de opinión

29 nov 2017 . Actualizado a las 21:06 h.

La firma del convenio de la Fundación del Sporting con la Universidad de Oviedo tiene como objetivo convertir Mareo en un centro de referencia a nivel internacional. Eso es al menos lo que dijo su presidente y máximo accionista, Javier Fernández. La cantera, ese gran valor que la entidad rojiblanca ha dilapidado y de la que ahora parecen acordarse aunque solo sea de palabra.

A la directiva no le gustan las críticas ni tampoco que se les señale con el dedo. Ellos y algunos estamentos del club insisten en defender su trabajo con la base pero, lo cierto es que, más allá de palabras (otra vez) se encuentra la nada. Es verdad que la entidad parece caminar hacia la sostenibilidad financiera, al menos es lo que venden (otra cosa serán las cuentas que al cocer todo mengua). Sin embargo, en lo deportivo la entidad no tiene ni rumbo ni futuro.

Ya que ni a la propiedad ni a su regimiento le gusta la crítica vamos a dar algunos argumentos. Las críticas o los mensajes para el cambio no llegan únicamente desde la prensa. Personalidades como Alfredo Megido o Iñaki Churruca ya expresaron en La Voz de Asturias su disconformidad con el trato a la cantera. El andaluz apuntaba a que «un club de fútbol no se dirige como un negocio» mientras el donostiarra aseguraba que «el Sporting podía haber consolidado Mareo y no confía en la cantera». Dos declaraciones duras pero reales y que reflejan lo que realmente es esta entidad. Dos manifestaciones de futbolistas que marcaron su nombre en la historia rojiblanca pero que parecen estar en el olvido. En esa misma línea se han movido otros como Enzo Ferrero. Vale más caer en gracia que ser gracioso y a la familia Fernández poca gracia parece hacerle que se critique su forma de llevar la entidad.