El Gobierno avanza en la ley para devolver los clubes al aficionado

Se desea seguir el modelo alemán

Fernández Sporting
Fernández Sporting

El presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), José Ramón Lete, reconoció días atrás durante un acto público en Andalucía -ForoLidera Málaga- su insistencia en alterar la ley de las SAD de comienzos de los años 90 con la siguiente declaración:

"Modificaremos la ley para que nadie pueda tener más del 50 por ciento del accionariado de los clubes". “Existe el modelo alemán del 50+1 en el que nadie puede tener más del 50% y la he propuesto para España”

Lete quiere imponer la llamada regla norma del 50+1, que promueve que escuadras como el Borussia y el Bayern tengan grandes inversores privados y marcas como Adidas o Audi entre sus accionistas, pero deben dejar un amplio margen de poder para los aficionados, en el caso de los hombres de Munich, del 75%. Lo que sería una ley en contra de los magnates, que nunca podrían tener el control total si lo accionistas minoritarios se juntan entre ellos. Algo que tampoco ha evitado que existan inversiones de especulación como la del fondo KKR, que abonó casi 20 millones de euros para hacerse con el 9,7% del Hertha, así como prometió una inversión de otros 40 millones en mejoras para el club alemán.

Las excepcione son las entidades que han sido financiado por una marca durante más de 20 años con éxito, como Bayer y Volkswagen con el Bayer Leverkusen y el Wolfsburgo. Además de Red Bull, que ha tenido que seguir una serie de obligaciones para normalizar su situación.

La evolución de las intenciones del CSD podría afectar de algún modo a un eventual proceso de venta de las acciones de la familia Fernández en el Real Sporting de Gijón, donde controlan más del 50% de la propiedad de la SAD asturiana.

Otro aspecto que se valoraría alterar es el de la obligación de conversión a SAD al ascender a Segunda División. Los clubes que actualmente se rigen como una sociedad deportiva con socios, podrían convertirse a cooperativas para evitar tener que captar una gran cantidad de capital cumplir el cupo.

La UEFA y LaLiga miran con lupa la inversión del City en Girona

Otra norma que puede alterar el mundo del fútbol es la asociación entre clubes, como lo fue en su día el Granada en el entramado de la familia Pozzo, y como lo es ahora el Girona bajo el City y el hermano de Pep Guardiola.

La UEFA está avanzando en un cambio que limitaría el número de jugadores con contrato que puede controlar un club, por lo que sobre el papel, desaparecerían los clubes satélite que absorben varios jugadores cedidos desde la misma escuadra, así como se evitaría que algunos jugadores salgan constantemente cedidos bajo una cadena de especulación y compra-venta de derechos. Ceferin, presidente de la UEFA:

"Los clubes más ricos acaban comprando todo lo que quieren, algo que debilita a los demás. O limitamos las cesiones o las prohibimos. Es una aberración la cantidad de jugadores bajo contrato que tienen determinadas instituciones. Por ejemplo, en Italia una entidad controla 103 futbolistas. Vamos a fijar límites". Por otra parte, LaLiga también ha seguido con lupa los movimientos entre City y Girona.

Valora este artículo

13 votos

El Gobierno avanza en la ley para devolver los clubes al aficionado