Torrecilla busca recortar la plantilla antes del cierre de mercado

El salmantino acelera en la operación salida para cumplir una de las premisas de Baraja, que anhela una plantilla corta. En estos momentos, el primer equipo tiene 24 licencias y varios jugadores del filial en dinámica del primer equipo

Torrecilla
Torrecilla

Tras analizar detalladamente los errores de la temporada pasada, Miguel Torrecilla y Rubén Baraja detectaron que la última plantilla tenía demasiadas licencias innecesarias. Es decir, había jugadores que ocupaban un rol muy secundario y que no gozaban de ninguna confianza para el cuerpo técnico. Licencias que podrían ser ocupadas por el filial. Incluso antes de finalizar el curso, ambos consensuaron planificar una nueva plantilla con menos nombres y, a la vez, más competencia. A falta de tres días para el cierre del mercado estival, Torrecilla se centra ahora en culminar su nuevo proyecto logrando reducir el número de nóminas, fijada en estos momentos en 24 jugadores, con 3 jugadores más (Cordero, Pedro y Neftali) inmersos en la dinámica del primer equipo. En ese aspecto está centrada la atención del director deportivo que, si logra desbloquear la operación salida, a la espera de un cierre frenético en Mareo, contempla acometer la llegada de un atacante más, preferiblemente un extremo izquierdo.

Pablo Pérez, Rachid, Juan e Isma Cerro

Una de las primeras decisiones de Miguel Torrecilla y Rubén Baraja fue cerrar la llamada al filial con la promoción de seis jugadores: Dani Martín, Juan Rodríguez, Cris Salvador, Nacho Méndez, Isma Cerro y Álvaro Traver. En Mareo se consideraba que muchos de los canteranos podrían ocupar un rol en el primer equipo. Iniciada la pretemporada, Rubén Baraja observó como algunos de los promocionados podrían no disponer de los minutos.

A falta de tres días para el cierre del mercado, dos de los citados en la promoción podrían salir en busca de más protagonismo: el central Juan Rodríguez y el atacante Isma Cerro. Álvaro Traver, que no ha podido participar en estas primeras semanas por lesión, parece tener plaza fija, siendo considerado por su verticalidad y capacidad a balón parado. Además de Juan y Cerro, el club también estudia otras dos salidas, la de los canteranos Pablo Pérez y Rachid. En el caso del mediapunta, que fue titular en el debut en Santo Domingo, Rubén Baraja considera que si se decide quedar en el Sporting, no tendrá la garantía de disponer de minutos y que ocupará un rol más secundario. Pablo, uno de los destacados en pretemporada, cuenta con el interés de varios Segunda y tiene 3 días a decidir una opción, aunque su salida parece ganar opciones con el paso de las horas. A su lado está Rachid. El caso del francés, que tiene contrato hasta 2019 con el Sporting, es distinto. Baraja ya le ha comunicado que no cuenta para el nuevo proyecto y Rachid, casi sin oportunidades a lo largo de la pretemporada, negocia una rescisión. 

Tres días y, al menos, cuatro frentes abiertos para Miguel Torrecilla. Si el salmantino consigue desatascar la operación salida, intentaría acometer la llegada de un extremo, con el mercado de Primera y los descartes en el momento más candente. La idea es reajustar la plantilla y lograr reducir esas 24 licencias, sería el último punto en el segundo proyecto del director deportivo en el Sporting.

Valora este artículo

15 votos

Torrecilla busca recortar la plantilla antes del cierre de mercado