Baraja quiere dar otra revolución al Sporting

El entrenador rojiblanco se la juega y busca un giro de tuerca

Sporting
Sporting

Más intensidad y mayor desborde. Así se podría definir lo visto en Mareo durante los dos primeros entrenamientos dirigidos por Rubén Baraja para preparar la visita del Málaga a El Molinón - Enrique Castro Quini, todo ello ante la atenta mirada de Miguel Torrecilla desde la banda.

El técnico del Sporting se la juega y como se suele decir en estos casos, desea poner toda la carne en el asador para revertir su situación. Los consignas más repetidas fueron las siguientes:

-Intensidad. Quiere ver más movimiento en ataque y defensa.

-Concentración. No se pueden escapar las segundas jugadas por desconectarse de la jugada.

-Paciencia. El balón quemó en los pies rojiblancos durante el partido en Almería y aunque haya que jugar en vertical, hay que saber buscar el momento de hacer daño al rival; no se puede regalar el cuero por precipitarse.

-Mayor vocación ofensiva. Todos deben defender y atacar, los laterales incluidos.

A nivel de nombres, a las novedades del pasado fin de semana se podrían sumar dos más en los extremos, ya que tanto Traver como Isma Cerro han ido ganando peso en los ejercicios, a la par que han ofrecido un interesante rendimiento. Su entrada iría en detrimento de Carlos Carmona y Robin Lod.

A su vez, también ha destacado el trabajo de André Sousa, que el pasado domingo vio el encuentro desde la grada. No obstante, Hernán Santana y Cris Salvador, que no pudo finalizar el ensayo por unas molestias que no le deberían impedir ser baja, tampoco bajan la guardia después de hacerse con la titularidad. Por último, Peybernes comienza a emerger como alternativa a Babin si el zaguero no logra recuperarse de su lesión.

Valora este artículo

9 votos

Baraja quiere dar otra revolución al Sporting