Análisis Sporting: «Una nueva etapa»

Pablo Acebal
Pablo Acebal GIJÓN

SPORTING 1905

José Alberto
José Alberto Real Sporting

Columna de opinión de Pablo Acebal

23 nov 2018 . Actualizado a las 00:11 h.

La era de Rubén Baraja al frente del Sporting terminó como todo el mundo esperaba. La pobre imagen que ofreció el equipo en el derbi puso el broche final a una etapa donde el equipo se encontraba ya desde hacía varias semanas en un estado de coma inducido. En líneas generales, y a excepción de una buena racha de resultados que consiguió meter al equipo en playoff de ascenso la temporada pasada (al César lo que es del César), el técnico vallisoletano fue incapaz de dar con la tecla. La nueva vida del Sporting arranca este viernes en Granada, con un banquillo y unas ilusiones renovadas a golpe de cambio de entrenador.

Un entrenador que llega al puesto tras haber hecho más méritos que nadie para alcanzar dicho puesto, pero que analizando de forma realista la situación, llega por obligación y no por convencimiento. Así es como se desarrollan los acontecimientos en este Sporting desde hace ya bastantes años. Lo bueno de todo esto es que vale más así. Las últimas temporadas así nos lo han demostrado: por obligación llegó Abelardo al primer equipo, por obligación tuvieron que jugar los guajes y por obligación tuvieron que seguir jugando cuando no nos dejaron fichar. Resultado de todo ello: un ascenso y una permanencia que supieron a gloria. En el momento que al Sporting se le deja un margen para actuar, malo. Y las pruebas son más que evidentes.

Por eso soy optimista con la llegada de José Alberto al banquillo del Sporting. Por eso y porque creo firmemente en la capacitación del técnico para sacar la situación adelante. Quizás mucha gente no conozca en profundidad a los equipos de José Alberto. Respecto a ellos, solo puedo apuntar que, hasta la fecha, todos sus equipos han cumplido con creces los objetivos marcados al inicio de cada temporada. Por no irnos muy atrás en el tiempo y ceñirnos únicamente a su etapa en el filial: un campeonato y ascenso en su primer año, una clasificación para playoff de ascenso a Segunda División y el quinto puesto actual en el que se encuentra en estos momentos el segundo equipo. Es verdad que las categorías difieren en muchos aspectos, y el futbol profesional es otra cosa, especialmente de puertas para adentro.