El segundo fracaso de Torrecilla en el Sporting

El director deportivo iniciará en junio su tercer proyecto

José Alberto y Torrecilla
José Alberto y Torrecilla

Miguel Torrecilla no cumplirá el objetivo fijado para su segunda temporada en el Real Sporting de Gijón, como mínimo, jugar el Playoff de ascenso.

Salvo giro radical en las próximas semanas, los rojiblancos ni siquiera serán capaces de pelear por acceder a la promoción de ascenso a Primera división. Por contra, los dos compañeros del último descenso a la categoría de plata, Granada y Osasuna, sí van camino de regresar a LaLiga.

También por segunda campaña consecutiva ha sido necesario acudir al mercado de invierno y cambiar por completo al cuerpo técnico en la primera vuelta. El Sporting ha sufrido para acercarse a los 6 primeros puestos de la clasificación durante todo el año deportivo, pese a tener el quinto tope salarial más elevado, con unos 800.000 euros más que el Granada, así como ligeramente por debajo de Osasuna. Mayores son las distancias con otros clubes como el Albacete y el Mallorca, más de 4 millones de ventaja a la hora de elaborar la plantilla.

Además, a nivel de masa social, los rojiblancos solo tienen competencia en el Real Zaragoza, siendo muy superiores en la comparativa incluso con gran parte de los conjuntos de Primera división.

En un deporte como el fútbol siempre es complicado exigir un rendimiento inmediato, aunque lo cierto es que, tanto el año pasado como en el presente, se había ofrecido un proyecto a la afición muy alejado del largo plazo. Prueba de ello es que pocos jugadores de la anterior temporada siguen en la presente, y lo mismo sucederá en 2020, entre los futbolistas que acaban su cesión como André Sousa; finalicen su contrato, como Noblejas; puedan ser descartados, como Robin Lod; o lleguen ofertas de traspaso por ellos, como por Moi Gómez. Tampoco se observan, al menos a nivel externo, mejoras en una estructura de club más grande que en lustros anteriores en cuanto al número de personas, ni una gran innovación a futuro a nivel de captación de futbolistas, preparación física, recuperación o prevención de lesiones.

Sin embargo, el director deportivo tiene un fuerte respaldo en Javier Fernández, presidente del Sporting, por lo que su nombre no está en tela de juicio a nivel interno y todo indica que cumplirá su último año de contrato, salvo que el final de temporada recrudezca la llamada paz social en el sportinguismo. Torrecilla accederá al nuevo mercado después de haber visualizado junto a su grupo de trabajo hasta 25 ligas y más de 3.500 jugadores. Los siguientes fueron sus 28 fichajes hasta la fecha:

Primer mercado

Llegaron con la carta de libertad Álex Pérez, Xandao -estuvo medio año- y Álex López -estuvo una temporada-; en calidad de cedidos por un año llegaban Scepovic -cortado en enero-, Santos, Rubén García, Quintero, Calavera y Bergantiños; y en propiedad llegó Fede Barba por unos 1,75 millones -traspasado por algo menos del doble de dinero un año después-.

Segundo mercado

Fueron tres los jugadores que llegaron cedidos hasta el verano, Jony, Nano Mesa y Guitián -no sigue ninguno-. Además lo hizo con la carta de libertad Hernán Santana.

Tercer mercado

De nuevo varios cedidos: Peybernes, André Sousa, Geraldes, Jiménez, Blackman y Neftali -comprado en enero y cedido al Córdoba-; en el capítulo de cartas de libertad se encontraban Cofie, Lod, Noblejas y Molinero; así como se pagó traspaso por Djurdjevic.

Cuarto mercado

Llegó un traspasado, Aitor García -cedido con compra obligatoria a final de temporada-; y dos hombres cedidos, Álex Alegría e Ivi López.

Valora este artículo

12 votos

El segundo fracaso de Torrecilla en el Sporting