Braojos: «El Sporting puede conseguir éxitos con su cantera»

La Voz de Asturias entrevista al extécnico del Sporting, actual miembro de la secretaría técnica del Huesca

Pedro Braojos
Pedro Braojos

El Real Sporting de Gijón rendirá visita este próximo domingo (12:00 horas) a la SD Huesca en el Alcoraz. Un duelo de alta exigencia para los asturianos ante un conjunto que ha hecho valer el músculo económico para confeccionar una plantilla de garantías de cara a regresar por la vía rápida a la Primera división. Dentro de la secretaría técnica del club ejerce su labor un extécnico rojibanco. Pedro Pablo Braojos de Santiago (Toledo, 1957), toda una vida ligado al fútbol, jugador, entrenador, ojeador, conversa con La Voz de Asturias, recordando su experiencia en el banquillo sportinguista y repasando la actualidad de la categoría.

Apartado de la primer línea, ¿se mantiene vinculado al mundo del fútbol?

Formo parte de la secretaría técnica del Huesca, haciendo labores de scouting. Desde la temporada pasada en la zona centro, Madrid, Castilla la Mancha, Extremadura, anteriormente durante tres campañas con el mismo cometido en Cataluña y Aragón.

Una labor que le ha alejado de los banquillos

No fue una decisión premeditada. Surgió el tema del Huesca el año del ascenso del eqipo a Segunda. Nos contactaron a Lalo Arantegui, ahora en el Zaragoza y a mí. Era una buena oportunidad, yo ya había ejercido esa labor incluso antes de entrenar al Sporting, en el Toledo de Segunda o el Almería, allí tuve de jugador a Míchel, el que es ahora nuestro técnico.

¿Echa en falta entrenar?

El alma de entrenador se mantiene, el banquillo siempre fue mi objetivo principal cuando colgué las botas. Llevo toda la vida ligado al fútbol, jugador, entrenador y ahora esta labor, con la que poco a poco vamos acabando la vida deportiva por así decirlo. En el Cacereño me despedí de los banquillos.

El Sporting tiene muchísimo talento en la cantera, con jugadores qué apuntan a ser el futuro del primer equipo en las próximas temporadas

 Cerrado el mercado, regresan los kilómetros entre estadios

Ahora comienza nuestra labor diaria. Ver muchos partidos, realizar informes de jugadores e intentar tener controlado el mercado nacional. En mi zona, Segunda, Segunda B y Tercera. Este año podré tener un conocimiento mayor del fútbol asturiano al compartir grupo en la categoría de bronce. A los filiales los tenemos mucho más controlados, el Sporting tiene muchísimo talento en la cantera, con jugadores qué apuntan a ser el futuro del primer equipo en las próximas temporadas.

El Huesca ha conformado un gran equipo para volver a Primera

Nosotros no tenemos la prioridad o la presión, por decirlo así, que puedan tener un Sporting o un Deportivo, que están mucho más obligados. Evidentemente que hemos construido un equipo de garantías con el que vamos a intentar estar lo más arriba que podamos, si es ascenso directo mejor que la promoción, pero todos conocemos el potencial y la dificultad de la categoría.

Siempre se ha dicho que la Segunda división es, a nivel europeo, la quinta o sexta mejor Liga y estoy completamente de acuerdo. Hay equipos y plantillas mucho más potentes que en las máximas categorías de Portugal o Bélgica. Es un campeonato muy potente, en el que casi todos los rivales han pasado por Primera división. Tienes equipos potentes económicamente y deportivamente, aunque ahora con el control económico de los equipos es cierto que hay algunos que están muy limitados y qué les cuesta nada meterse arriba, la igualdad es máxima. Nosotros trataremos de aprovechar la ventaja de ser un recién descendido, aunque los últimos años eso no haya marcado la diferencia.

Se han reforzado con futbolistas de nivel

Hay que tener suerte en los fichajes. Puedes traer un jugador que has visto durante toda la temporada, que lo has seguido, que ha hecho una gran campaña y resulta que llega a tu equipo y no entra lo finos que tú pretendes. Son circunstancias con las que todos tenemos que jugar.

Nosotros no tenemos la presión que pueda tener el entorno de un equipo como el Sporting

¿Moi Gómez podría entrar en esa categoría de futbolistas?

Por ejemplo. Ahí está jugando en Primera, de titular, haciendo goles. Ahí tienes la prueba de que hay jugadores que por adaptación, por confianza del cuerpo técnico, o de la afición pues se sienten cómodos en un sitio e incómodos en otro.

¿Esa fue la diferencia entre el Moi de Gijón y el de Huesca?

Claro. Nosotros no tenemos la presión que pueda tener el entorno de un equipo como el Sporting. Una entrada floja en Gijón, con 16.000 espectadores, es el doble de nuestro estadio estando a tope. No es lo mismo jugar ante 7.500 que ante 20.000, si a eso le sumas una afición mucho más exigente. En Huesca al jugador se le mima un poquito más, se le perdona un poquito más, porque no hay esa ansiedad de estar arriba y de ascender de nuevo como puede ocurrir en Gijón.

¿Tanto influye la exigencia de una grada en los rendimientos de un jugador?

Evidentemente, pero yo creo que un jugador cuando firma en un club sabe la exigencia de dónde va. Ahí ya entra en juego la personalidad de cada uno para soportar y aguantar esa exigencia que va a tener. Yo estoy convencido de que los jugadores son conscientes, o al menos los españoles, a lo mejor el que viene de fuera no lo tiene tan presente, pero los nacionales saben que si van a un Sporting, un Deportivo, Las Palmas la exigencia va a ser máxima. Al jugador le gusta y motiva esa circunstancia, es un reto para ellos, pero también saben que si no sale bien lo que se pueden esperar. Cuando uno va a un club así lo hace con la confianza de que las cosas van a ir bien y de que sus cualidades van a estar al servicio del club y lograr los objetivos.

Esta campaña han incorporado a otro exrojiblanco como Ivi López

Con Ivi estamos en una situación parecida a la de Moi. Si coge confianza, sin una presión tan importante como en Gijón confiamos en que vuelva a ser el Ivi que ya conocimos. Yo le conocí cuando jugaba en el filial del Getafe, era un jugador sobre todo que te marcaba diferencias a balón parado, con muy buen golpeo y técnicamente muy bueno. Ahí no ha rendido, con nosotros ahora no ha empezado contando como titular pero la temporada es muy larga.

Pedro Braojos en su época del entrenador del Sporting
Pedro Braojos en su época del entrenador del Sporting

Han pasado 20 años desde su etapa en el banquillo de El Molinón

Llegué en un momento muy convulso. Aquella primera temporada tuvo de todo. Fui el cuarto entrenador de un equipo que acababa de descender, primero estuve de ayudante de Aad de Mos, después cojo al equipo penúltimo. Logramos reaccionar, con una gran racha de resultados, cinco victorias consecutivas, un récord que duró un montón de años, hasta la temporada de Baraja. Recuerdo especialmente el último día de Liga, ganamos al Albacete 3-1 y El Molinón cantaba “Braojos quédate”, fueron momentos muy emocionantes para mi.

La entidad estaba pasando momentos muy complejos

Era una instabilidad absoluta. Después de mi primera temporada y los buenos resultados, yo estaba fuera. No había buen feeling con el presidente, Germán Ojeda, sin embargo el que no siguió fue él. Llegó Juan Arango y me confiaron el equipo de nuevo. Tenía la confianza de Alfredo García Amado, siempre apoyando, es un hombre de fútbol.

El segundo año no salió como esperaba

Para mi fueron dos temporadas fenomenales. Hubo alguna circunstancia que me marcó mucho para ser cesado. La racha mala coincidió con las lesiones de los dos porteros, Juanjo y Sergio Sánchez, tuvimos que recurrir al meta del filial (Bruno) y no estaba preparado para aquello. No estuvo a la altura de las circunstancias, pero son cosas del pasado y no puedo darle más vueltas.

Bajo su dirección el Sporting recuperó al mejor Lediakhov

Cuando yo llego de segundo, al holandés, por lo que fuera, no le gustaba, lo tenía marginado. Yo hablé con él, le dije que me parecía que para el club tenía que ser un jugador referente, importante, porque realmente lo era. Siempre lo había sido. Logramos recuperarlo, se integró muy bien, la segunda temporada me traje a Andrei Moj de ayudante, ruso igual que él y evidentemente ayudó a que se acoplara aún mejor y demostrara el tipo de jugador que era, de una clase excepcional y comprometido, que era una de las cosas que se hablaba de él. El tiempo que yo estuve de entrenador, puedo decir que de compromiso, como el que más. Se decía que él no iba a cenas del equipo y las que hacíamos nosotros de plantilla, para generar ambiente de compañerismo y de equipo, Igor venía perfectamente sin ningún problema, como uno más.

El Sporting ha conseguido y puede conseguir éxitos de la mano de su cantera

Si antes hablábamos de fichajes que no rinden, en aquella época los extranjeros del Sporting eran todo un ejemplo de ello

Quitando los rusos, los extranjeros de aquella época la verdad que no tuvimos nada de suerte con ellos. Vino Perovic, que parecía que podía ser, pero no, o el griego Takis. La verdad que a nosotros nos sacaron las castañas del fuego los jugadores nacionales, o más bien los de la cantera. Estando yo allí subieron conmigo gente como Rubén, Pablo Amo, Lozano, jugadores que después fueron importantes y que, realmente, junto a Mario Cotelo, David Cano, Urbano, Manolo, José Manuel, hombres que luego demostraron ser grandes futbolistas y que realmente fueron los importantes para sacar al equipo adelante junto con Lediakhov y Cheryshev. En resumen, la gente de casa y gracias, un ejemplo más de que el Sporting ha conseguido y puede conseguir éxitos de la mano de su cantera. En la historia más reciente del equipo los jugadores más importantes siempre han sido de la casa, eso no se puede olvidar nunca.

En ese sentido qué opinión le merece la política de contrataciones de esta temporada

Yo siempre le he dado mucha importancia el jugador veterano. Creo qué teniendo jugadores comprometidos como Javi Fuego o Borja, por ejemplo, son un tipo de futbolistas que casi te garantizan un buen rendimiento para el club. No sólo en el aspecto individual, si no que también los compañeros jóvenes que estén a su lado van a aprender mucho y van a rendir más, con gente con la experiencia como la de ellos.

Y más aún si son de la casa. La gente agradece tener una vinculación con los futbolistas que están en el campo, porque saben que están comprometidos con sus colores, saben que van a dar un rendimiento. Muchas veces miramos la edad de los futbolistas que llegan y decimos que son muy veteranos y esto no es el fútbol como el de antes, los entrenamientos, toda la preparación, ha cambiado muchísimo y un jugador puede rendir perfectamente hasta los 38 o los 39 años sin ningún problema, sobre todo pensando en nombres como Javi Fuego, que nunca ha tenido graves lesiones, siendo un jugador súper regular, que lo ha demostrado en grandes equipos. Es una grandísima incorporación.

¿Con qué futbolista de la actual plantilla rojiblanca se quedaría?

Con Djurdjevic. La temporada pasada fue una muy buena temporada, pese a que tardara en marcar, era su primer año en España. Evidentemente a un delantero se le exigen goles, porque parece que si no marca, da la sensación que no es un jugador rentable, pero lo que aporta este hombre, con la movilidad que tiene arriba, el trabajo de desgaste que hace, la preocupación que supone para las defensas rivales. Es un futbolista muy importante, yo creo que este año aún va a dar mejor rendimiento, conoce mejor el entorno, lo que es el club, la afición, al estar más integrado creo que va a rendir muchísimo mejor. La ansiedad por conseguir el gol le puede hacer cometer algún error, ser más impreciso, pero no tengo dudas de que será un jugador capital en el Sporting.

Braojos: «El Sporting puede conseguir éxitos con su cantera»