Análisis al primer tercio del Sporting

D.A.

SPORTING 1905

José Alberto y Torrecilla
José Alberto y Torrecilla Real Sporting

Balance tras la disputa de las primeras 14 jornadas de competición

04 nov 2019 . Actualizado a las 15:30 h.

Un inicio titubeante y el contador de la reacción, de nuevo en cero. Si el director deportivo del Real Sporting de Gijón tiene por costumbre analizar cada temporada en bloques por tercios, es momento para el análisis. En el interior reina la calma, en el exterior siguen las dudas. La visita al líder de la Segunda división deja a los rojiblancos, a cinco puntos de los puestos de promoción una vez consumidas 14 jornadas, el primer tercio de Liga. La derrota frente al Cádiz, con los condicionantes arbitrales ya de sobra conocidos, trae de vuelta los interrogantes que acompañan al conjunto sportiguista desde el comienzo del curso, en un eterno sube y baja. 

Regularidad efímera, capacidad para generar fútbol de ataque en cuenta gotas, defensa insegura y pegada ausente. Condicionantes deportivos que complican el objetivo, hay tiempo, pero la evolución viaja sobre una vía lenta que amenaza con convertir el curso de la ilusión en un eterno viaje en desventaja. Los picos y valles marcan el camino rojiblanco, que encara una recta final de primera vuelta ante conjuntos teóricamente asequibles, los grandes nombres de la categoría de plata ya han pasado.   

El irregular inicio de competición ha lastrado el proyecto. Cuatro triunfos, cinco igualadas y cinco derrotas, mantienen al equipo de José Alberto López anclado en la zona media baja de la tabla. Con las tres primeras jornadas del campeonato como mejor balance de fechas sin perder, las caídas se entreveran con demasiada frecuencia para un aspirante a los puestos de privilegio. Encadenar triunfos con asiduidad aparece como objetivo primero. Aparcada con vehemencia desde los responsables de las gestión la crisis sobre la continuidad del banquillo, es el momento de esperar a que la calma dé sus frutos.