Casi y Juan

Casilda Sabín

TU VOZ

Los hermanos Juan y Casilda Sabín.Los hermanos Juan y Casilda Sabín
Los hermanos Juan y Casilda Sabín

La gerente de Plena Inclusión Asturias cuenta su vida junto a su hermano con discapacidad intelectual, su militancia profesional y personal y su lucha por una igualdad efectiva

14 jun 2018 . Actualizado a las 22:58 h.

Recuerdo con total claridad mi infancia junto a mis hermanos, compartiendo todo y creciendo ajena a la distancia que nos separaba, a  Juan de mí. Apenas con 50 años viuda, ocho hijos y grandes dificultades económicas, mi madre nunca aceptó que Juan, nacido en Barcelona sano y perfecto, tuviera una discapacidad intelectual por un «error médico».

Pronto solicito para él una plaza en un centro de Gijón intentando cuidar del resto de sus hijos.  Yo, con 5 años, ni siquiera era consciente de su diferencia… Sólo envidiaba su habitación y sus juguetes, cada domingo cuando le visitaba con mamá… El tiempo ha pasado demasiado rápido pero la vida la hemos vivido con especial intensidad en nuestro hogar. Una familia que compartía todo, en perfecta armonía y buena organización. Juan seguía siendo para mí, como el resto de mis hermanos.

Uno comprueba con los años que para ellos no ha sido tan maravilloso, pero eso casi no forma parte de mis recuerdos. Crecí muy cerca de mi madre y a través de ella empecé a apreciar los malos gestos de algunas personas ante Juan. Persona activa, con gran carácter, aceptaba mal seguir las normas y los horarios, y fueron muchos los incidentes hasta los 30 años.  Desde entonces, nada ocurrió en mi vida sin él. Entendí que los demás se iban y alguien tendría que unirse a Juan, cuidarle y protegerle… Después comprendí que era más importante «apoyarle».