Necesitamos la Sanidad Pública

TU VOZ

PACO RODRÍGUEZ

La plataforma en defensa de la sanidad pública de Asturias alerta del deterioro del sistema por las políticas de austeridad y sus efectos en el futuro

14 jun 2018 . Actualizado a las 22:58 h.

La sanidad pública sufre desde hace bastantes años un proceso de deterioro que se ha acentuado con las políticas de austeridad de la crisis económica. Quizás el deterioro no es del todo patente para la opinión pública, pero la tendencia es inequívoca y el riesgo evidente: Si la sanidad pública sigue perdiendo calidad, y no se remedia, en pocos años puede quedar degradada a un servicio de beneficencia, medicina para pobres.

No es alarmismo. Es la suma de factores fácilmente identificables que van mucho más allá de los recortes y la crisis: Una gestión débil en transparencia y eficiencia, fundamentalmente porque está sometida al partidismo; la preocupante desmotivación de los profesionales; la sustitución de los principios de equidad y solidaridad por un discurso mercantil de consumismo, medicalización y subordinación a las grandes multinacionales farmacéuticas y tecnológicas; o la desatención de la Atención Primaria y las políticas salubristas, por señalar con brevedad las cuestiones que podemos considerar más relevantes.

Factores que adquieren mayor gravedad al producirse en un marco de grandes desigualdades sociales y, como consecuencia, de desigualdades en salud, que hacen todavía más necesaria la cobertura de una Sanidad Pública fuerte. Sin embargo, nuestra Sanidad Pública está enferma y, lo que es peor, carece del diagnóstico y el tratamiento necesario, pese a que los síntomas de la enfermedad (y las reformas requeridas) están cada día más a la vista.