Agroecología con perspectiva de género

Elena G. Bandera
Elena G. Bandera REDACCION

TU VOZ

Irene García y Verónica Sánchez, de la asociación Varagaña.
Irene García y Verónica Sánchez, de la asociación Varagaña.

«El mundo rural es un mosaico de ruralidades y nosotras somos una de las muchas voces que se están escuchando», dicen en la asociación de mujeres Varagaña, que pretende impulsar desarrollos agrícolas sostenibles para combatir el declive rural

26 jun 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

En la asociación Varagaña se dan cita los conceptos de la agroecología, la soberanía alimentaria, el feminismo y la economía social y solidaria. Varagaña es una asociación creada por tres mujeres jóvenes que se conocieron por su vinculación a la agroecología, una alternativa de producción agrícola sostenible que promueve el autoabastecimiento, el respeto por la biodiversidad y los circuitos cortos de comercialización. «El mundo rural sigue teniendo la capacidad de proporcionar alimentos sanos y además de manera sostenible, sin tener que basarse en cultivos intensivos o macrogranjas», asegura Verónica Sánchez, una de las integrantes de esta asociación que pretende fomentar la agroecología y la soberanía alimentaria aplicándole además una perspectiva de género y basándose en la economía social y solidaria. 

«Aunque se han hecho políticas enfocadas a mujeres, deberían ir más allá de basarse únicamente en el sector servicios. Entendemos que podrían trabajar en la línea de la agroecología y de la perspectiva de género», sostiene. Más si se tiene en cuenta que «realmente se pueden producir alimentos en el mundo rural y, si se hace de manera sostenible, al mismo tiempo contribuyes a generar otros beneficios ambientales, como por ejemplo el mantenimiento de praos, de especies autóctonas, de variedades locales de frutas y verduras o de razas autóctonas». 

Y eso es algo que no estaría de más en un medio rural asturiano que se caracteriza, hoy por hoy, por un elevado envejecimiento y un continuo despoblamiento. «No pretendemos evangelizar el campo. Somos parte de él. La sociedad rural en la que nosotras vivimos ahora mismo es un mosaico de ruralidades. Hay mucha diversidad y somos simplemente alguna de las voces que se están escuchando por aquí», dice Sánchez, que puntualiza que en Asturias debe distinguirse entre el mundo rural y el sector primario. «Tal vez en el interior pueda tener algo más de importancia la agricultura y la ganadería, pero si vamos a términos económicos, lo que mueve más dinero y empleo son los servicios y, en algunas zonas de oriente en especial el turismo», recuerda.