La monja que saca los cuernos y desquicia a la ultraderecha

Sor Esperanza Romero, de la Cocina Económica de Oviedo, recibe críticas tras agradecer la donación de 1.200 kilos de comida del Raposu Rock

1.200 kilos de comida del Raposu Rock a la Cocina Económica Sor Esperanza Romero agradeció la donación enfundándose la camiseta del festival

La hermana de la caridad Sor Esperanza Romero, que atiende en la Cocina Económica de Oviedo, estaba agradecida a los organizadores del festival Raposu Rock, que se celebró el pasado tres de noviembre en la ciudad. Y no era para menos, el concierto (que reunió en la sala Sir Laurens a grupos como Fe de Ratas, No Konforme, Gajes de Oficio y NueveConDiez) logró reunir para la sede de atención a las personas sin hogar de la capital asturiana más de una tonelada de comida en donativos, hasta 1.200 kilos. Sor Esperanza se enfundó la camiseta del festival y se prestó a grabar un vídeo, haciendo el signo de los cuernos más rockeros con la mano, mientras alababa el esfuerzo solidario de los organizadores.

«Quiero daros los gracias porque sois muy solidarios y os preocupais por los que tienen menos. Todos somos hermanos porque tenemos un padre que es padre de todos y quiere que comportamos lo que tenemos. Gracias por la solidaridad y por vuestro amor a la música a vuestro estilo», dice la monja en esa grabación que ha comenzado a despertar los comentarios en las redes sociales.

En parte porque su mensaje ha sido azuzado por medios de extrema derecha como Mediterráneo Digital. El diario (que suele difundir bulos sobre la inmigración y tiene un tono sensacionalista) acusa a sor Esperanza de ser una «monja podemita» y hacer «un nuevo guiño de miembros de la Iglesia católica a la extrema izquierda». El periódico califica el Raposu Rock como «festival de rock comunista» y manifiesta su asombro porque muestre «su total apoyo al evento mientras con la mano hacía un simbólico gesto con los dedos, que paradójicamente también representa a la figura de Satán».

Valora este artículo

22 votos
Comentarios

La monja que saca los cuernos y desquicia a la ultraderecha