El «indepe» que le quiere robar la Reconquista a Asturias

Lluis Maria Mandado despierta la polémica al asegurar que los hechos que se atribuyen a Pelayo sucedieron en el Pirineo

Lluís Maria Mandado
Lluís Maria Mandado

Redacción

El Institut Nova Història es una entidad catalana que se dedica a reescribir la historia para tratar de argumentar que prácticamente la totalidad de los hitos fundamentales del devenir de los siglos, los de España pero en general los de todo el orbe, han tenido protagonistas catalanes aunque una oscura conspiración ha logrado ocultar su verdadero origen. Según sus tesis son catalanes tanto Cristobal Colón como Cervantes, el Quijote se escribió en catalán y luego se tradujo avisamente al castellano; es catalán el origen de Halloween y también fue una guerra civil entre catalanes la batalla de la Armada Invencible porque hasta Francis Drake era catalán. El último de estos hallazgos es que tampoco hubo reconquista en Asturias sino que todo es una adaptación de hechos sucedidos en el Pirineo, ni Pelayo, ni Covadonga, si iglesias del prerrománico son testimonios válidos.

Así lo defiende Lluís Maria Mandado, quien en una entrevista concedida al Diari de Girona, postula que El Cid no fue una persona sino un linaje, transmitido de padres a hijos, descendiente de los condes de Urgell; y en la que asegura que «la reconquista no comenzó en Asturias sino en Nimes» (ciudad de la Occitania francesa) ya que «lo que conocemos como godos no son sino occitanos, es decir, catalanes». Mandado también afirma que la existencia de Pelayo está puesta en duda incluso por los «castellanos». Así asegura que «muchos hechos que se le atribuyen en realidad tienen lugar en Llivia. Después de mezcla todo y se convierte en un mito español».

Llivia es un pequeño enclave español rodeado de territorio francés, una singularidad fruto del Tratado de los Pirineos de 1659 por el que entonces España y Francia establecieron a trancas y barrancas sus fronteras en los Pirineos. Una carretera «neutral» une el pequeño pueblo de Llivia con el resto del Estado e incluso al término de la Guerra Civil, el bando franquista tuvo que pedir permiso a las autoridades francesas para atravesar brevemente su territorio y hacer efectiva la ocupación de la localidad. Se trata de un pueblo de hondo sentir independentista, uo de los pioneros en las votaciones de referéndos soberanistas y hasta tiene el récord mundial de formar una 'estelada' con velas.   

Mandado no especifíca de qué leyendas locales de Nimes y Llivia se apropiaron los asturianos, aunque sí insisten en que casi toda la literatura del Siglo de Oro se escribió en catalán pero luego fue ocultado por el imperialismo castellano y que incluso Ponce de León no era una persona sino dos hermanos de Girona.

¿Fue el rey Pelayo un franquista?

L.O.
La estatua de Pelayo en Covadonga
La estatua de Pelayo en Covadonga

El encontronazo en el Senado entre Foro y Compromís ha arrastrado la polémica sobre la figura del fundador del reino de Asturias

Colea desde el comienzo de la semana y aún lo hace la polémica desatada en el Senado después de la respuesta que el senador de Compromís, Carles Mulet dio a una propuesta de Foro, defendida por Rosa Dominguez de Posada, que planteaba en 2018 se conmemorara con sellos y medallas el XIII centenario del origen del reino de Asturias como inicio de la unidad de España, el centenario de la Coronación de la Virgen de Covadonga y el centenario del Parque Nacional de la Montaña de Covadonga. El valenciano calificó de «franquista» la iniciativa toda vez que consideró que la idea de que «Asturias es España y lo demás tierra conquista» era representativa de la imaginería nacionalcatólica de la dictadura. Sin embargo, para la mayoría de partidos y también de la opinión pública en redes sociales, el balance del debate --que se produjo en términos duros por ambas partes-- es que Mulet había asociado directamente la figura del rey Pelayo con el Franquismo.

Seguir leyendo

Comentarios

El «indepe» que le quiere robar la Reconquista a Asturias