Lucía Rivera estalla: «No entiendo por qué tanto odio contra mí simplemente por ser adoptada por mi padre»

La modelo evita hablar de su relación con el piloto Marc Márquez y carga contra los que que la atacan a ella y a sus padres, Cayetano Rivera y Blanca Romero, de forma anónima en las redes sociales


Redacción

Lucía Rivera saltaba esta semana a la palestra después de que se conociera su sorprendente relación con Marc Márquez. Forman una de las parejas del año. Y es que, al parecer, la pareja lleva varios meses manteniendo una relación muy discreta de la que pocas personas han sido testigos. Cuando la modelo fue preguntada antes las cámaras de la agencia Europa Press, evitó hacer declaraciones sobre lo ocurrido. Pero lo que podría considerarse como una muy buena noticia para ambos, para la hija de Blanca Romero y Cayetano Rivera se ha convertido en una auténtico quebradero de cabeza, a juzgar por el stories que subía a Instagram hace unas horas.

Harta de las críticas y de los comentarios que recibe constantemente en sus redes sociales y que desde se conociera su relación con el pentacampeón del mundo se han incrementado, Lucía ha estallado y ha decidido contestar y plantar cara a todos aquellos que la critican por tener los padres que tiene.

Aunque trata de ignorar los comentarios que recibe para que no le afecten negativamente, la modelo admitía que de vez en cuando caía en la tentación de hacerlo y por lo que parece, esta vez se le ha acabado la paciencia. «No entiendo por qué tanta inquina y tanto odio contra mí simplemente por ser adoptada por mi padre», escribía indignada.

«Si algo me han enseñado en casa es a no pisar a nadie y menos sin motivos y sin tener ni idea, ni haberme puesto sus zapatos», escribía pidiendo respeto. «Nadie es más que nadie. Vamos creo que es la basa de la educación», sentenciaba una Lucía muy enfadada.

Continuaba lamentándose que sus críticos se escuden en el anonimato que dan las redes sociales para atacarla impunemente y añadía que, si ella hubiera optado por la vida fácil aprovechando la fama de sus padres no sería como es ahora, «Si hubiera querido vivir del cuento hubiera tomado caminos mucho más fáciles a los que he tomado. Simplemente me dedico y desvivo por lo que me gusta», y les aconsejaba «que cada uno se mire por dentro antes de hablar de alguien que no hizo ni está haciendo nada malo».

«Por cierto, tengo una madre maravillosa y auténtica», terminaba su improvisado comunicado presumiendo de lo feliz que es al lado de su madre Blanca Romero.

 

Fran Rivera no quiere más hijos: «Ahora me voy a cortar la colita»

La Voz

A Lourdes Montes, su mujer, le gustaría ir a por el tercero, pero parece que el torero no está por la labor; el hijo de Paquirri ahora disfruta más de Carmen que de su último bebé, porque «el pequeño no sirve para nada» y afirma que está muy bien con Eugenia Martínez de Irujo

Francisco Rivera asegura estar en uno de los mejores momentos de su vida desde la llegada de su último hijo, Curro. Este acontecimiento ha supuesto una gran alegría para toda la familia que disfruta del pequeño recién nacido. El torero ha confesado a Europa Press que su hijo es «feliz, un tío bueno, muy gracioso y el más mimado por todas las mujeres de la casa». Aunque todavía no sabría decir a quién se parece advierte que «tiene las orejas de mi abuelo». Parece que en casa tienen bastantes riñas por cómo llamar al pequeño Curro. «Yo le llamo Fran, me cuesta llamarle Curro. Carmen siempre dice 'mi hermano se llama Fran'». El padrazo asegura que «el pequeño todavía no sirve para nada», porque es un bebé, por eso disfruta más con su hija Carmen. El torero, que se cortó la coleta en el 2017, ha declarado «ahora me voy a cortar la colita». A pesar de que su mujer, Lourdes Montes ya dijo hace tiempo que quería tres hijos, Fran parece que no va por eso camino y que, según Europa Press, no quiere «ser un papuchi». El diestro ejerció el 14 de febrero de embajador, junto con Ana Obregón, en la presentación de los nuevos productos gourmets del grupo Torrequebrada.

Seguir leyendo

Comentarios

Lucía Rivera estalla: «No entiendo por qué tanto odio contra mí simplemente por ser adoptada por mi padre»