«Estoy muy a gusto solo, no quiero que nadie me toque los cojones»

Adrián Beovides, el único niño de Yernes y Tameza, triunfa en Internet gracias a su divertida intervención en «La Sexta Columna»

Adrián Beovides, el único niño de Yernes que dio mucho de que hablar en Twitter
Adrián Beovides, el único niño de Yernes que dio mucho de que hablar en Twitter

Redacción

«Adrián tiene 13 años y limpia...su coche». Así comienza el programa de La Sexta Columna Viejennials: la nueva tribu en el que aparece Adrián Beovides, el único «zagal» de Yernes y Tameza: el municipio asturiano con menos natalidad de la región. El niño afirma sin tapujos, ante la pregunta de si quiere que haya algún niño más en el pueblo, que «está muy a gusto solo» y que no quiere que «nadie le toque los cojones». ¿Su mejor amigo? Su inseparable perro. Unas declaraciones que fueron muy comentadas en redes sociales, donde su aparición en este programa le catapultó a la fama en Twitter.

El joven señala que su día a día es igual que el de sus mayores, y su rutina se basa en «trabajar y trabajar». Una vez vuelve del instituto, Beovides se pone manos a la obra en el campo. «Como, cojo el tractor, y vamos a por el cuchu de mi pa, y luego voy con el perro a las vacas», comenta. El tiempo de ocio es inexistente para este joven, que confiesa que no juega a nada en el pueblo. Una de las vecinas del niño explicó que «si uno está en edad de trabajar, hay que trabajar. Las vacas hay que alimentarlas todos los días, los praos hay que limpiarlos todos los días. Hay que luchar todos los días». 

La célebre intervención del niño apenas duró dos minutos y medio, pero fue de lo más destacado de los 55 minutos del programa. La temática del mismo versaba sobre una generación mayor en España que cada vez adquiere más comportamientos de los jóvenes, a la vez que trata de problemas sociales como el abandono de personas de la tercera edad y la dejadez a la que está sometido el medio rural. La radiografía de Yernes y Tameza ha encumbrado a este asturiano, que podría verse como un «viejoven», por su naturalidad y su forma de ser, muy semejante a las personas mayores que pueblan mayoritariamente este municipio de Asturias.

Las redes sociales no tardaron en hacerse eco del carácter del joven y de sus sonadas declaraciones. Su afirmación sobre que no quería ningún niño más en el pueblo y su posterior comentario fue muy replicado en Twitter, donde los usuarios «fliparon» con Beovides y con su particular forma de ser. Además, la imagen del chaval lavando el que parece ser su propio coche desató también causó el delirio en redes. El único niño de Yernes triunfó no solo en televisión, sino también en Twitter.

Valora este artículo

41 votos
Comentarios

«Estoy muy a gusto solo, no quiero que nadie me toque los cojones»