Una asturiana roba el corazón al «chico del palillo»

Cristina quedó prendada de Sergio Álvarez al verlo en el programa First Dates y acabó cenando con este fenómeno en redes

El chico del palillo y la avilesina Cristina tras su cita en First Dates
El chico del palillo y la avilesina Cristina tras su cita en First Dates

Redacción

Sergio Álvarez sigue siendo un fenómeno mediático, y su paso por First Dates es todavía aprovechado por el programa presentado por Carlos Sobera. Tal es su impacto televisivo que su «llamada a todas las mozas de España» ha tenido éxito. Una leonesa y una avilesina llamaron al programa para optar a una cita con el chico del palillo, cuya celebridad vino a raíz de una apuesta. «Como siempre ando con el palillo, mi tío y mi hermano me dijeron que no había huevos a salir en el DNI con él. Lo hice y lo subí a Facebook y se fue haciendo viral». El leonés escogió a su cita a través del teléfono rojo, llamando a cada una de las dos espectadoras que ansiaban una cena con este joven. Primero habló con Marisa, leonesa de 36 años que se declaró loca por él, y que pedía ser «su palillero», y posteriormente charló con la avilesina de 24 años, cuya afición por los coches y su edad acabó decantando la balanza a favor de la asturiana. Así, Cristina fue la elegida para la esperada cita con este fenómeno en redes. La cena dejó claro que entre ambos puede haber algo, ya que Cristina afirmó que el joven «ta curiosu», y el propio Sergio Álvarez invitó a la estudiante de enfermería a la casa de su madre. 

La buena química entre ambos fue patente a lo largo del programa, ya que las sonrisas cómplices entre ambos fueron la tónica general en toda la cita. La avilesina confesó que a los trece años se metió como árbitro de fútbol, y que le gustan mucho los coches, aficiones que comparte Sergio Álvarez, que mostró su personalidad sencilla, abierta y directa. Un carácter que la asturiana elogió, a la vez reconoció que le gusta tomarse las citas con paciencia. Por su parte, el célebre profesional de la chapa y la pintura en muchos momentos de la cena dejaba entrever que le gustaría seguir conociendo a la avilesina en próximas citas.

La estudiante de Enfermería dejó muy claro que, a pesar de encontrarse muy a gusto con el leonés, no quiere que sus citas «crean que tienen ya todo hecho». Por ello, el chico del palillo no cejó de invitar a la asturiana para dejar claro que está muy interesado en ella. Ya comentó al comienzo de la comida que León y Asturias están muy cerca, y que la distancia no iba a ser un problema. Está claro que Sergio Álvarez fue a por todas en la cita.

Ambos demostraron que una pizca de locura nunca está de más. Cristina afirmó al ver al leonés por primera vez que «una no sabe lo que hace en la vida», y el propio fenómeno en redes comentó que «había que estar mal de la cabeza para cenar con él». Un «calentón» como lo define el trabajador de chapa y pintura que les deparó un encuentro en el que las buenas sensaciones se reafirmaron en el cara a cara final de la cita.

El encuentro último de los dos frente a las cámaras supuso la afirmación de que Asturias parece haber robado el corazón al chico del palillo. A pesar de que la primera vez con una asturiana en el programa no pudo tener éxito el leonés, su cita con Cristina demuestra que las segundas partes a veces son buenas. «Venga Sergio, que para la próxima vez te invito a una sidrina y un cachopo», se despidió la avilesina, que se fue de la mano del fenómeno de redes.

Comentarios

Una asturiana roba el corazón al «chico del palillo»