El mar entra hasta la cocina en Luarca

Varios usuarios han compartido en Twitter la marejada en la ciudad, donde el agua sobrepasó los muros del paseo marítimo y llegó hasta las viviendas más cercanas

;
El mar cantábrico se revela en Luarca

Redacción

Los pueblos costeros asturianos son los lugares perfectos para veranear, relajarte durante tus vacaciones, o pasear tras una buena comida a orillas del cantábrico cualquier domingo. Pero cuando el mar está bravo, mas vale alejarse de los paseos marítimos si no queremos sufrir su furia en primera persona. Durante el pasado martes, 11 de febrero, eso fue precisamente lo que sucedió en Luarca, el mar se puso bravo y sobrepasó todos los límites que encontró en su camino para llegar a donde quiso. Varios usuarios de twitter han compartido vídeos de cómo los vecinos vivieron esta situación.

[[@twitter::https://twitter.com/tiempodejavimo/status/1227326703384616960]]

El tuitero @eltiempodejavimo, conocido entre los aficionados a la meteorología asturianos y al que otros muchos usuarios le envían vídeos, ha publicado este suceso desde diferentes puntos de vista. «Y el mar se salió en Luarca... espectacular!!!!», escribía junto con el primer vídeo de los que compartía. En los tres que ha publicado, se ve como poco a poco el mar va ganando fuerza, comenzando con pequeñas cantidades que riegan las baldosas del paseo marítimo, hasta llegar a desbordar completamente, con subidas de entre tres y cuatro metros del nivel del mar en el puerto. Otro usuario comparte, desde un punto más alejado y seguro, cómo el mar golpea en los diques de Luarca, con el mensaje «Mar del Norte... Rock&Roll en Luarca!!!»

Terceros comentan estas publicaciones por lo espectacular que resultan a la vista, y comparten las imágenes con mensajes tan simples y directos como «¡Brutal!». Algunos también se animan a adjuntar imágenes de cómo se encuentra el mar en otras comunidades españolas, como por ejemplo una usuaria que adjunta un vídeo grabado desde Noja, en Cantabria, donde el Cantábrico también hace de las suyas.

Comentarios

El mar entra hasta la cocina en Luarca