Adrián Barbón reivindica su orgullo lavianés

Así responde el presidente del Principado al comentario con el que le quisieron descalificar diciendo que «Es de Laviana. Qué le vamos a hacer»

Adrián Barbón en Laviana
Adrián Barbón en Laviana

Redacción

Adrián Barbón nació en pleno corazón de las cuencas mineras, en el concejo de Laviana, en 1979, hace 41 años. Con 29 años, se convertiría en su alcalde durante nueve. El presidente del Principado, en un hilo abierto en su perfil de Twitter, deja claro que no quiere «polemizar» y rechaza cualquier debate partidista porque está centrado en «lo importante: el coronavirus». Pero una cosa es no discutir sobre ideologías, y otra muy diferente sobre raíces. Tras recibir un mensaje donde un usuario descalificaba unas palabras de Barbón diciendo «Es de Laviana. Qué vamos a hacer...», el presidente ha querido reivindicar su orgullo lavianés. «Este comentario permite que reivindique con orgullo el concejo en el que nací, crecí y en el que vivo. Un concejo que combina como pocos el mundo urbano y el mundo rural».

Un total de cinco tweets conforman el hilo en el que el Barbón no duda en contar que echa de menos su pueblo, a su gente, sus rincones favoritos y sus recuerdos. Ya que lleva desde que se decretó el estado de alarma viviendo en Presidencia para «estar al pie del cañón». «Una Laviana de la que estoy profundamente orgulloso», asegura el presidente. Y es que ser del concejo minero es para Barbón «un honor y un orgullo». La cuenca minera es para el socialista «un espacio irrepetible que conforma un puzzle único: el de Asturias». 

Las palabras de Barbón han gustado entre sus seguidores, ya que además de contar con casi medio millar de likes, hay muchos que le han contestado orgullosos. «Ya quieran muchos ser de Laviana o de cualquier otru pueblu de la cuenca», escribe uno de los usuarios. «Qué importante las cuencas», añade otro. 

«Estas palabras te honran. Impecables. He criticado mucho tus primeras semanas de la crisis, estabas con un optimismo estrambótico y sospechosamente similar al de medios y periodistas afines. Pasado lo peor, en cambio, has encarado la desescalada con prudencia, transparencia y cordura», se sincera un tercero. «Hace tiempo que no creo en los políticos. A usted lo veo cercano espero no estar equivocada y sea por quedar bien. Yo soy de Candás, pero Asturias en conjunto es mi tierra, somos únicos. Luche por nosotros con toda la fuerza que tenga, que la que viene es muy gorda... Un abrazo», le pide otra. Y es que no hay nada que una más que reivindicar unas raíces en común con muchos asturianos de las cuencas. 

Comentarios

Adrián Barbón reivindica su orgullo lavianés