Jennifer Aniston, dispuesta a declarar a favor de su ex, Brad Pitt, en el divorcio de Angelina Jolie

MARTIN BASTOS

VIRAL

MARIO ANZUONI

El actor está acusado de abuso infantil y violencia machista, pero la actriz de «Friends» le muestra todo su apoyo

11 abr 2021 . Actualizado a las 17:14 h.

 Brad Pitt y  Angelina Jolie se mostraban tan unidos que se les llegó a conocer por un solo nombre: Brangelina. Guapos, ricos, famosos y con una familia de ensueño, se casaron en agosto del 2014 después de una década juntos, rodeados de sus seis hijos que fueron también importantes protagonistas del enlace. Pero la cosa no puede estar ahora peor. En el 2016 anunciaron su separación ante la sorpresa de todos los que creían que eran la pareja perfecta.  Empezaron entonces los rumores sobre el actor en los que se hablaba sobre comportamientos agresivos y alcoholismo. Ahora, al final de su proceso de divorcio, Angelina Jolie lo demanda por abuso infantil y por violencia de género.

Desde entonces Brad Pitt no levanta cabeza. En su favor, su exmujer, Jennifer Aniston, que, tal y como cuenta el periódico británico The Mirror, estaría dispuesta a echarle un cabo. La actriz de Friends, de 52 años, al ver el oscuro escenario que se le avecina al su exmarido, de 57 años, quiere ayudarlo y podría romper una lanza por él, si Brad Pitt así lo desea, para testificar a su favor ante la justicia.

 «Tan pronto como las acusaciones de violencia doméstica se hicieron públicas, Jen llamó por teléfono para hablar directamente con Brad. Quería hacerle saber que ella iba a estaría allí para él, pase lo que pase», ha afirmado una fuente cercana a Aniston al citado medio. Pero por el momento el actor no se ha pronunciado en este sentido. «Jennifer le ha repetido otra vez que comparecerá ante el tribunal si es necesario, aunque sabe que él nunca llegará a [pedirle] eso», apunta esta fuente próxima a la actriz, que ha incidido en cómo la amistad de la intérprete de The Morning Show está siendo un apoyo importante para Pitt, que está hecho polvo porque tanto él como su equipo pensaban que había un acuerdo tácito con Angelina y sus abogados para no atacarse mutuamente por el bien de los niños.