Ni ovnis, ni restos del cohete chino, lo que has visto son los satélites de Elon Musk

Decenas de personas pudieron observar anoche el desfile de los Starlink, que forman parte del proyecto Space X


Redacción

Las ráfagas de luces que se vieron la pasada noche en distintas partes de España, incluida Asturias, no están relacionadas con el cohete chino que impactará en la atmósfera terrestre este fin de semana. Tampoco son ovnis como mucha gente comentó en las redes sociales. Se trata de la cadena de satélites artificiales del proyecto Space X de la empresa Starlink, propiedad de Elon Musk.

No fueron pocos los que alzaron la vista al cielo y se sorprendieron por las brillantes luces de estos satélites cuyo objetivo es dar cobertura 5G a todo el planeta. Según recoge Efe, fuentes de la Fundación Astrohita del Complejo Astronómico de la Hita en Toledo han asegurado que las luces efectivamente forman parte del proyecto del magnate estadounidense. Coinciden también en el Instituto de Astrofísica de Andalucía que han confirmado el paso de los Starlink por el centro y sur peninsular.

En Asturias también fueron visibles. Algunos vecinos se sorprendieron con las «extrañas luces» que aparecieron de repente en el cielo. No es la primera vez que el desfile de luces surcando el cielo coge por sorpresa a los asturianos. El primer tren de estrellas pudo observarse desde distintas partes de la comunidad hace casi dos años. Ocurrió lo mismo en marzo del año pasado cuando el carrusel luminoso sorprendió a muchos: «Estoy temblando. No eran ni una, ni dos lucse en el cielo, eran muchas».

Algunos se pensaron que los satélites eran en realidad los restos del cohete chino Long March 5B, pero esta hipótesis ya ha sido descartada. El cohete utilizado la semana pasada para lanzar al espacio uno de los módulos de la futura estación espacial china impactará este fin de semana en la Tierra, lo que ha provocado la activación de distintos servicios de vigilancia espacial.

El tren de estrellas de Elon Musk será visible en Asturias

R. ROMAR / N.G.R.

El primer vagón de la constelación de 12.000 satélites que impulsa el millonario podrá observarse esta noche

Si mira al cielo en cualquier noche despejada, a poder ser alejado de los focos de contaminación lumínica, podrá observar hasta 3.000 estrellas. Seis mil si pudiera echar un ojo desde los dos hemisferios. Son las luces naturales del firmamento, a las que a partir de ahora habrá que añadir nuevos invitados. Son los treinta primeros satélites de conocido como tren de estrellas de Elon Musk, el creador de compañías como Tesla y Space X que ahora ha apostado con fuerza por su proyecto Starlink, una constelación de 12.000 satélites con el que pretende proporcionar Internet de banda ancha de alta velocidad a todo el planeta, incluido el rincón más alejado e inhóspito.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Ni ovnis, ni restos del cohete chino, lo que has visto son los satélites de Elon Musk