Georgina Rodríguez, la gran estrella de la gala benéfica de la Fundación Starlite

Esther Gómez MÁLAGA / EFE

VIRAL

Por la alfombra roja también pasaron Antonio Banderas, presentador del evento, además de Bertín Osborne y Carmen Lomana, entre otros

09 ago 2021 . Actualizado a las 17:14 h.

Numerosas caras del mundo del espectáculo, la televisión, la música o la política caminaron ayer domingo por la alfombra roja que sirvió de antesala a la duodécima edición de la gala benéfica de la Fundación Starlite, convertida en una rutilante pasarela de color. Los primeros en llegar, como no podía ser de otra manera, fueron los anfitriones del evento, el actor malagueño Antonio Banderas y la presidenta del grupo Starlite, Sandra García-Sanjuán; y lo hacían en un flamante Ford Mustang Mach E de color rojo que conducía el propio Banderas.

Banderas llevaba traje de chaqueta oscuro, camisa blanca, corbata y mascarilla que, aun así, dejaba ver su barba, rasgo distintivo del personaje al que interpreta; mientras que García-Sanjuán, fiel al estilo que acostumbra a lucir en las noches marbellíes, optó por un vestido tipo caftán en color beis oscuro con pedrería en plata y azul.

A su llegada les esperaba -micrófono en mano- la televisiva María Casado, subida en unas sandalias negras de tacón y ataviada con un vestido de lentejuelas de colores sobre fondo blanco. La primera sorpresa de la noche para el actor, la puesta en escena a pie de calle de un fragmento de su A Chorus Line, un musical de James Kirkwood estrenado en Broadway en 1975 y que Banderas presentó en España justo antes de la pandemia y que, según explicó, espera se pueda retomar.