La boda de los marqueses de Cubas será la gran fiesta de la primavera

Martín Bastos

VIRAL

Europa Press Reportajes

Isabelle Junot y Álvaro Falcó se casarán el 2 de abril en Plasencia

10 nov 2021 . Actualizado a las 09:04 h.

Ella, Isabelle Junot, es la hija de Philippe Junot, el díscolo marido de juventud de Carolina de Mónaco. Él, Álvaro Falcó, es hijo de Fernando Falcó y Marta Chávarri y el primo favorito de Tamara Falcó. Juntos forman una de las parejas vip con más glamur del panorama nacional. Muchos descubrieron su existencia cuando se pasearon juntos por A Coruña con motivo de la boda de Marta Ortega y Carlos Torretta y ahora pronto serán ellos los que pasarán por el altar. Preparan su boda para la próxima primavera, concretamente para el 2 de abril, en el palacio del marqués de Mirabel, en Plasencia. Es la misma ciudad donde se casaron los padres del novio en 1982. De los preparativos de la ceremonia han trascendido pocos detalles por el momento. Ella contaba la semana pasada en la revista ¡Hola! que el vestido de novia es lo que más estrés le está generando, porque le está costando decidirse. Aseguran que será una boda «íntima», si ponemos el límite de la intimidad en los doscientos invitados aproximadamente. Isabelle Junot empezó su vida profesional en el mundo de la interpretación, pero ahora se dedica a la nutrición y tiene su propia marca, que gestiona a través de redes sociales. Falcó, que ha heredado de su padre, recientemente fallecido, el título de marqués de Cubas, trabaja en el ámbito del márketing y es titular de varias sociedades. 

Duquesa de Sussex, a veces

Críticas a Meghan Markle por el uso de su título. Vuelven las críticas en el Reino Unido hacia Meghan Markle y su ambigua relación con la monarquía de la salió huyendo despavorida. La exactriz no quiere ni oír hablar de las normas que lleva aparejadas el pertenecer a esa realeza británica, que, según dice, tan mal la trató. Pero, según la prensa estadounidense, no renuncia a cierto boato que los títulos proporcionan. Ahora se ha dedicado a telefonear personalmente a senadores demócratas y republicanos para pedir que voten a favor de implantar en EE.UU. el permiso de maternidad retribuido, una causa que ha decido abanderar. Lo extraño del asunto es que la mujer del príncipe Enrique descuelga el teléfono y se presenta así: «Soy Meghan Markle, duquesa de Sussex». En el seno de los Windsor no gusta que Markle use su título cuando le interesa y menos para una batalla que consideran política. Su cuñado y su suegro también usan los suyos para la lucha contra el cambio climático, pero entienden que esta es una causa social.