AJE

«No quería abrir un despacho, quería montar una empresa»

Desde niña tenía claro que quería ayudar a los demás a comunicarse, y se hizo logopeda; luego, tuvo claro que no quería abrir un simple despacho, sino trabajar en equipo, montar una empresa y ofrecer a las familias un servicio integral. Hoy, el Centro Lingoreta y sus tres delegaciones gallegas son un referente en el sector, y su directora ha sido premiada por su brillante gestión empresarial

La gala del emprendimiento de Ferrolterra en imágenes.Raquel Queizás ofrecerá un cuentacuentos en Vilalba
Mujeres con Poder

«Empecé de cero, con el correo electrónico y las redes sociales»

Llegó sola, sin trabajo ni familia, y una única dirección, la de Pescanova, para cuya filial chilena trabajó como ingeniera ambiental. Sin embargo, se asentó en el sector de la automoción y ahora empieza a sacar rédito de la firma de cosmética vegana y natural que creó hace dos años. Ya recibió varios premios; el último, el de AJE Vigo. Galicia le dio suerte.