«El mayor riesgo que corrí en la vida fue ser actor»

Cuando estaba a punto de abandonar la carrera de actor recibió la llamada de los creadors de «Breaking Bad»: «Les debo mi futuro», afirma Paul desde Nueva York, recién llegado de Almeria de rodar con Ridley Scott y en vísperas del estreno de «Need for Speed», una de coches inspirada en Steve McQueen