Dos banderas para un solo islote

Perejil sigue desierto cuando hoy se cumplen diez años de una crisis que casi lleva a Marruecos y a España al enfrentamiento militar