Alpine, una imagen inmortal

A mediados de los años 50 surgía el Alpine, un pequeño vehículo de plástico, de peso ligero, que iba a cosechar infinidad de éxitos en competición. Nacido de la base del utilitario Renault 4cv, dejaría huella no solo por una conducción extrema sino por una imagen inconfundible e inmortal. Había nacido un peso pesado, pero con alma ligera.

El piloto asturiano Fernando Alonso en el GP de Baku

Los automóviles más exclusivos

Un doble volumen editado por Taschen repasa 120 años de historia de la automoción a través de un centenar de modelos, desde el Marmon Wasp de 1910, ganador de las primeras 500 millas de Indianápolis, hasta el Aston Martin Valkyrie del 2020.