Benedicto XVI pide a los jóvenes que no pasen de largo ante el dolor

El pontífice ha presidido esta tarde en el centro de Madrid el Vía Crucis, durante el cual ha asegurado que «la cruz no fue el desenlace de un fracaso, sino el modo de expresar la entrega amorosa que llega hasta la donación más inmensa de la propia vida».