Un maridaje de alcurnia: Joan Miró

Finalizó julio sin calores nocturnos asesinos y comienza un agosto prometedor: hoy hablo de una terraza de alto copete y otra, diminuta, más recatada pero suculenta