El 2009 nos traerá grandes sorpresas

Las encuestas detectan una corriente subterránea de profunda decepción con ?el Gobierno y la oposición que puede aupar a quien sea capaz de capitalizarla