La guerra política empieza tras el verano

Los bancos y cajas acaban de pasar con éxito, salvo algunos distraídos, sus pruebas europeas de estrés, pero la ciudadanía está sometida al de las pruebas diarias de supervivencia psicológica.