Downing Street adopta un gato para acabar con las ratas

Se dice que en Londres, una ciudad muy húmeda con grandes zonas verdes y numerosos canales de aguas subterráneos, nunca se está a más de 10 metros de distancia de una rata y es muy habitual ver a estos animales por la calles o en las vías del metro.