Una presidenta para un país machista

Si Bachelet gana, no sólo por primera vez una mujer será jefe de Estado de la nación, sino que además habrá un Gobierno paritario. Sería una auténtica revolución.