El equipo equidistante

A 12 jornadas del final, el Lugo se mantiene en una zona en la que aún puede optar a la promoción pero no le permite ninguna confianza