Los fantasmas vivos de Lhardy

Una rama familiar de los propietarios de este prestigioso restaurante es de origen gallego. Rosalía de Castro ya elogiaba a Lhardy en «La quimera», y en 2015 la Fundación Amigos de Galicia le otorgaba el premio nacional de gastronomía tradicional Lola Torres. Por las mesas de Lhardy han pasado, amén de Isabel II y Primo de Rivera, gallegos de la talla de Julio Camba, Camilo José Cela o Manuel Fraga. Casi dos siglos de historia siguen vivos en sus espejos.

Aquí se bebe y se juega

TODOS A LA MESA, pero nada de a comer. Coge la pala, el palo, el dardo o el mango y dale. Con una mano, porque con la otra tienes que sujetar la bebida. Hay que alternar ambas jugadas porque estos locales dan mucho juego