.

Cuatro pasos para prevenir el mareo

Qué razón tenían tus padres cuando te mareabas de pequeño en el coche y ellos te decían que cerrases los ojos y echases la cabeza hacia atrás. Si el malestar te invade en la carretera, hay que respirar profundamente y fijar la atención en el horizonte. Si estás en un barco, vete hacia la proa y, en el avión, siéntate cerca de las alas.