mooc.En la imagen de archivo, alumnas delante de la Facultad de Humanidades y Documentación de Ferrol

Ocurrió en 1989

Caixavigo vendió por sorpresa a la Xunta, a precio de coste, los edificios que había construido en el campus de Lagoas-Marcosende un año antes de que se produjese la segregación de Santiago