¿Podemos fiarnos de la Wikipedia?

La enorme cantidad de información hace que a veces sea complicado separar el grano de la paja en la World Wide Web