.

«Somos flexibles, no tenemos horarios, tenemos soluciones»

«Pekecha soy yo. Mido 1,60 y peso 52 kilos». Y en efecto, su empresa es un reflejo de su personalidad, de un mundo de soluciones para hacer fácil lo difícil tanto en márketing como en diseño digital, enriquecimiento personal, innovación o creatividad. Todo lo que toca Verónica Ramallal con la varita mágica de su poder de comunicación, crece. Es Pekecha.