Cristina Viu Gomila

Refugios de pesca y áreas recreativas de la Costa da Morte: entre la ruina y el esplendor.Jesús Méndez Torrado (Corme, 1944) compró su primer acordeón a un marinero cuando estaba en la banda militar de A Coruña. Le costó 400 pesetas de entonces, que poco tienen que ver con los 2,40 euros al cambio actual. La intención era mejorar sus conocimientos musicales, casi limitados entonces a la trompeta, pero lo cierto es que este instrumento armónico de viento le ha acompañado siempre.

Julia Mato, matriarca de la Droguería Reymúndez de Baio: «Aún no me creo que tenga 100 años»

Llegó de Argentina siendo un bebé de 15 meses y desde entonces vive en Baio, donde se había asentado la familia de su padre. Regentó la Droguería Reymúndez, el apellido de su marido, y con 100 años teje una mantita para su bisnieta número 28 mientras no se pierde un solo día las noticias del periódico. Ni el covid ha podido con sus ganas de vivir y ahora ya piensa en celebrar a lo grande su 101 cumpleaños, como hizo con los 80 y los 90.

Refugios de pesca y áreas recreativas de la Costa da Morte: entre la ruina y el esplendor.Jesús Méndez Torrado (Corme, 1944) compró su primer acordeón a un marinero cuando estaba en la banda militar de A Coruña. Le costó 400 pesetas de entonces, que poco tienen que ver con los 2,40 euros al cambio actual. La intención era mejorar sus conocimientos musicales, casi limitados entonces a la trompeta, pero lo cierto es que este instrumento armónico de viento le ha acompañado siempre.

Paula Fuentes,de Carballo: «O pan o que precisa é descanso, un mínimo de catro horas por fornada»

Personas con historia | Para cumplir las expectativas de su madre, profesora, hizo un par de ciclos superiores y llegó a ir a la universidad hasta que decidió plantarse y dejar claro que lo suyo es el oficio de la rama paterna. Hace un año que su padre se jubiló y ahora es ella la que lleva todo el peso de una herencia centenaria que, cómo no, se inició en A Brea.