Manuel Rodriguez Garcia

¿Quién nos recibe?

DE FRANKENSTEIN A MARUXIÑA Cuentan de un activo político gallego que al entrar en un local le dio la mano al maniquí. Ahora es difícil equivocarse, porque te dan la bienvenida desde un oso hasta Frankenstein.