Tamara Montero

.

El código binario del arte

Ir a un museo ya no es recorrer salas. El mundo digital permite reconstruir termas, desayunar mientras se asiste al comentario de una obra y desenterrar documentos