Los médicos de cabecera reclaman el doble de inversión en atención primaria

A Coruña LA VOZ

ACTUALIDAD

La sociedad de medicina familiar abre una plataforma para denunciar casos de precariedad

10 jun 2016 . Actualizado a las 11:07 h.

La Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (SemFYC), que aglutina a 20.000 de los 33.000 médicos de cabecera que trabajan en España, hizo ayer una «llamada a la acción» para convertir la atención primaria en el eje del sistema sanitario público. Con un documento para promover la revitalización de la asistencia más cercana a la población, el colectivo se quejó ayer en su congreso anual, que reúne a 2.500 facultativos en A Coruña, de haber pagado la factura más alta de los recortes y subrayó la necesidad de que España cumpla los índices establecidos por la Organización Mundial de la Salud en cuanto a inversión en el primer escalón de la sanidad.

«Tanto la OMS como la OCDE -subrayó Josep Basora, presidente de la SemFYC- ven normal dedicar el 25 % del presupuesto sanitario a atención primaria, pero en este país ninguna comunidad, salvo el País Vasco y Navarra, alcanza siquiera el 15 %». Como consecuencia, detalló problemas en la accesibilidad a los servicios, puesto que «ya no podemos atender a todo el mundo, hay comunidades en las que no se ve a las personas sin permiso de residencia», y también aludió a pérdida de eficiencia en la asistencia cuando el paciente no tiene una continuidad, ni siquiera en el médico de cabecera, ya que «si no hay sustituciones, te ve el que está y se deteriora la calidad de la atención». Aludió en esta misma línea a la disminución de plazas, la falta de coberturas y sustituciones y la precariedad laboral que soporta el colectivo y alertó del riesgo de descapitalización profesional cuando España, que está exportando jóvenes médicos, ha de enfrentarse en los próximos 15 años a la jubilación del 40 % de sus facultativos.

También Jesús Sueiro, presidente de la asociación gallega de médicos de familia, incidió en el impacto de los recortes en la atención primaria «proporcionalmente más intensos que en atención hospitalaria» a los que atribuyó la paralización del sistema: «No avanzar es retroceder», alertó. Según los datos que manejan, en el caso de Galicia la primaria se lleva el 13 % de los fondos y comparte los problemas de amortización de plazas, no cobertura de sustituciones y precariedad, más acusada en áreas como Vigo, frente a A Coruña o Santiago. Sin embargo, «la calidad de los profesionales es la misma, y su dedicación innegable, su esfuerzo trata de paliar la situación», subrayó Sueiro, que también reivindicó el interés de los médicos por protagonizar mejoras: «Nos han rebajado el sueldo y nos han quitado días libres, y no nos hemos quejado demasiado. Que la Administración nos dé medios e importancia a atención primaria aún a expensas de que nos suponga trabajar más», solicitó antes de recordar la importancia de la medicina comunitaria para retrasar la dependencia en Galicia, «una comunidad con una pirámide poblacional espeluznante, que está metida de lleno en una epidemia de envejecimiento de la que las autoridades no parecen ser conscientes».