Los políticos se marcan un «abierto por vacaciones»

Los líderes de los partidos rompen sus planes de descanso para negociar la formación de Gobierno


REDACCIÓN / LA VOZ

Sin pacto a la vista que garantice un Gobierno, agosto se abre de forma insólita en España, rompiendo los planes de descanso estival de los líderes de los partidos políticos. Las vacaciones se aplazan sine die al calor de una incertidumbre que PP, PSOE y Ciudadanos no parecen prontos a despejar. ¿Habrá investidura? La inestabilidad del panorama invita a no salir de la pregunta.

La agenda política sigue abierta. Rajoy, presidente en funciones y candidato a intentar formar Ejecutivo, se reunirá el martes y el miércoles con los líderes del PSOE y de Ciudadanos, Sánchez y Rivera. En un aparente gesto de consideración con sus electores, los tres suspenden sus vacaciones, una decisión extensiva a altos y medios responsables de las fuerzas políticas en liza. Las instrucciones, claras: el modo avión puede esperar. Móviles on y vuelos internacionales para otra ocasión. Ante la nebulosa, el Gobierno rompe la tradición: agosto es para trabajar. ¿Habrá pacto sin asueto o veremos pasar otros 31 días con el horizonte de unas terceras?

Con consejos de ministros previstos todos los viernes, queda el consuelo de un puente entre los días 12 y 15, y del modelo en boga: la escapada. A él se acogerán Pedro Sánchez, que repetirá días en Mojácar (Almería) con su mujer y sus hijas, y Albert Rivera, que se une a este agosto de despachos con escapadas a Barcelona para estar algo en familia. Por su parte, Rajoy decidirá sobre la marcha, informa Efe, «cuándo y cuántos días podrá (si puede) viajar a Pontevedra para acompañar a su mujer y dedicar las primeras horas de la mañana a caminar». En la sede de Podemos en Princesa también habrá luz, Pablo Iglesias mantiene su agenda abierta y la actividad en su despacho del Congreso.

Don Felipe cumple en Mallorca

Como tarea de Rajoy queda la formación de Gobierno. Tras ese encargo, el rey Felipe «descansa» en Mallorca; un decir, recordando las palabras de doña Letizia a la periodista Carmen Duerto: «¿Tú te crees que esto son vacaciones?». Junto a sus padres, los reyes eméritos, y la infanta Elena, don Felipe asistió ayer en la costa de Calviá al 80 cumpleaños de Pilar de Borbón, hermana de don Juan Carlos. El rey prevé abrir mañana su agenda de actividades institucionales en la isla en el Palacio de la Almudaina y recibir en audiencia a la presidenta del Gobierno balear, Francina Armengol; a la del Parlamento autonómico, Xelo Huertas; al alcalde de Palma, José Hila, y al presidente del Consell de Mallorca, Miquel Ensenyat. En los días siguientes, el rey realizará tareas de despacho en el Palacio de Marivent y en el de la Zarzuela, hasta donde se desplazará algún día de la semana desde Palma.

Las sedes de las presidencias autonómicas vivirán con más calma un agosto inusual. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, irá casi a diario a su despacho, como el de la Generalitat, Carles Puigdemont. También se encomienda al descanso exprés de los días sueltos la presidenta de Baleares, Francina Armengol, y el de Cantabria, Miguel Ángel Revilla.

Comentarios

Los políticos se marcan un «abierto por vacaciones»